...Y AL THANI, SIN FIRMAR

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Otra derrota más en La Rosaleda, otro descalabro, otro paso atrás, otra decepción con mayúsculas. ¿Y los Al-Thani? Allí, en Catar, tan tranquilos como el que ve la ópera desde un asiento en una sala del Plaza Mayor. Que el presidente lleve sin firmar cuatro días un documento para que ya esté fichado Iturra es el más claro ejemplo de la absoluta orfandad en la que está en el club. A estas alturas ya ni le va ni le viene. El cántico de «Al-Thani, vete ya» se produjo al final, pero a continuación todos recibieron críticas...

El fútbol es cuestión de calidad. Los primeros minutos fueron de lo mejor del Málaga en esta Liga en circulación de la pelota, pero en cuanto Joaquín comenzó a aparecer por dentro se acabó la historia y el Betis se vino arriba. Es todo muy sencillo: el equipo malaguista no tiene un futbolista que filtre la pelota y dirija como el portuense (con frecuencia, no esporádicamente) y otro que combine desmarque y definición como Sergio León.

Que el Málaga llegara vivo al descanso fue un milagro. El gol bético tuvo un efecto anímico demoledor porque, más allá de la calamitosa labor de los dos puntas, el equipo dejó de creer. Lesión de Adrián (no entró Rolón, claro, sino que se reubicó a Chory, el único futbolista del plantel que sabe interpretar el juego junto al '8'), quinta amarilla de Rosales, un tiro de Joaquín que botó dentro... El 0-1 fue un mal menor.

No hubo margen para la reacción. Pero ni con 0-1 ni con 0-2. Es cierto que tras el tanto de Camarasa, demasiado pronto tras el descanso, se vio algo de amor propio. Sin embargo, no nos engañemos: no hay materia prima. Borja Bastón no fue cambiado a la media hora porque se lesionó Adrián -no ganó ni una disputa con los centrales-, Peñaranda no tiene ni idea de lo que es el juego -por eso siempre elige la peor opción-, En-Nesyri es un futbolista que sólo tiene velocidad -virtud que en Primera, con profesionales, apenas puede exhibir- y Rolan es un espejismo desde hace semanas y sólo piensa en su lucimiento para ir al Mundial. A Keko se le valora por su trabajo, pero ni desborda ni centra, y Ontiveros sigue viviendo de las rentas de partido y medio la pasada temporada. Apenas hubo opciones de remate. Otra vez. Y así cualquier gol encajado es derrota casi segura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos