Nadie nos toma en serio

PALCO 17

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Un vergonzoso error arbitral cuando, curiosidades de la vida, se llevaban tan sólo 1:55 minutos de partido marcó y prácticamente sentenció al Málaga ante un Barcelona que a partir de ese momento tuvo las cosas de cara y no tuvo siquiera ocasión de ponerse nervioso. Por contra, la decisión del colegiado de dar por válido un gol que no debió subir al marcador hizo que todo el plan de Michel se viniera, de entrada, abajo, y que su equipo remara a contracorriente, demasiado para el colista, con un solo punto y con el dudoso honor de no haber conseguido ni un solo gol fuera de casa. El Málaga está mal, pero los árbitros, la Liga, la Federación y el 'sursum corda' le han cogido el gusto de tomarle el pelo al club de La Rosaleda, seguramente por su vacío de poder, por su falta de peso en el organigrama pelotero patrio y porque nadie es capaz de pegar un puñetazo encima de la mesa competitiva para decir que ya está bien de que nos consideren la Bernarda de la competición. Todo fue contrario para los blanquiazules a raíz de ese 1:55 minutos (la verdad es que es para tomárselo a broma si no fuera todo tan serio). El Málaga, pese a todo, hizo un buen partido, muy serio, aunque con carencias evidentes, preso de su horrorosa planificación técnica, y siempre estuvo acorralado por el árbitro, que además del gol ilegal a Delofeu marcó con tres tarjetas casi seguidas a los visitantes, dos de ellas excesivamente rigurosas. Pese a todos los inconvenientes, acrecentados con la lesión de Rolan (somos carne de Segunda por la mala suerte y por las circunstancias arbitrales, que son peores que el juego o la falta de calidad de la plantilla), el equipo dio la cara y se fue al descanso con ese 1-0 tan ilegal como injusto, porque Andrés, que tuvo un excelente debut, apenas si tuvo trabajo. En el segundo tiempo, por si el gafe no había sido suficiente, un disparo de Iniesta rebota en Rosales y eleva el 2-0 al marcador, mucha tela ya para un Málaga abatido moralmente, que cada jornada que pasa se nota más aprisionado. Fue una vergüenza el primer gol local. Así no levantamos cabeza.

Fotos

Vídeos