La reducción del tope salarial y el coste de la indemnización, asumibles para la entidad

La reducción del tope salarial y el coste de la indemnización, asumibles para la entidad

El pago al preparador por la rescisión del contrato puede contabilizarse la próxima temporada

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El capítulo económico sigue siendo un gran ‘handicap’ para el Málaga, sobre todo porque tiene que cumplir unas exigencias de gasto que son innegociables. Pero el despido de Míchel, sin embargo, no tiene una gran incidencia en este capítulo tan complejo, como es el tope salarial, por lo que es asumible para la entidad. Y también lo es en cuanto al coste de la salida del preparador madrileño. El problema del club para tomar la decisión de despedirlo, de esta manera, no se centraba en esta parcela, sino en el plano puramente deportivo.

LaLiga tiene previsto que el coste del cambio de entrenador, el dinero que cobrará el nuevo hasta el final de campaña, no repercuta de una forma directa en el tope salarial de la temporada en curso (salvo qur tuviera un excedente en este capítulo). De esta forma, al Málaga sólo le aplicarán un pequeño porcentaje de este coste en este ejercicio, aunque sí se lo descontarán la campaña que viene. Esta fórmula es un gran alivio para el club, ya que no se verá agravada su escasa disponibilidad a la hora de seguir haciendo refuerzos.

En las próximas horas, además, Míchel deberá negociar con el club cuál será la indemnización exacta que percibirá por su salida, ya que puede exigir el pago completo de todo el dinero que se le adeuda o también podría pactar que el abono esté por debajo de esta cifra, ya que no trabajará para el equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos