Torres defiende a Míchel: «Pudo ser más duro con nosotros»

Husillos y Torres, ayer con la camiseta conmemorativa de la renovación del segundo por dos años, hasta junio de 2020/Salvador Salas
Husillos y Torres, ayer con la camiseta conmemorativa de la renovación del segundo por dos años, hasta junio de 2020 / Salvador Salas

El segundo capitán de la plantilla malaguista defiende al técnico, valora el apoyo de la afición y se sincera al presentar su renovación hasta 2020

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La presentación del acuerdo de renovación de Miguel Torres hasta 2020, ayer en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda, se convirtió en realidad en un plebiscito sobre el Málaga, en una nueva oportunidad de conocer el pensamiento de la plantilla en el delicadísimo momento del equipo, colista de la Liga y a la friolera de seis puntos de dejar provisionalmente la zona de descenso. «El vestuario en esta situación no tiene capacidad o voz alguna para expresar sus sentimientos. Hay mucha impotencia para analizar muchos de los partidos a los que nos estamos enfrentando. Intentamos alternativas en el juego y no están saliendo», sostuvo el segundo capitán de la plantilla, que no viajó a Soria y que previsiblemente tampoco llegue a tiempo a la cita clave ante el Celta del domingo (habló de una pequeña rotura muscular sufrida el viernes).

El veterano defensa fue abordado también sobre a qué factores achaca la racha de un punto de veintisiete en la Liga, pero no pudo aportar explicaciones nítidas: «Si supiéramos un único motivo, lo hubiésemos resuelto antes. No somos una plantilla o un cuerpo técnico que esté parado. Aquí se trabaja cada semana». Además, en la misma línea que muchos compañeros antes, abundó en un argumento trillado:«Hay momentos en que los mínimos errores que tenemos los estamos pagando como muy grandes».

El mutis sintomático de Husillos sobre la crisis deportiva

El director deportivo del Málaga, Mario Husillos, eludió referirse ayer a la crisis deportiva del equipo, algo que ofrece numerosas interpretaciones, pero parece sintomático de que en este momento la continuidad de Míchel no está asegurada. El argentino acompañó en la sala de prensa a Torres, y sólo tuvo palabras para lo que supone el hecho de su renovación: «Sé cuál es la situación del equipo, pero no es lo que toca hoy. Estoy acompañando a Miguel, que es un gusto, porque me tocó a mí contratarle estando en la dirección deportiva. No quisiera desviarme, aunque él sí ha sido generoso y ha comentado la actualidad», dijo para excusarse. Hay que recordar que hace algo más de dos semanas respaldó a Míchel y dijo que no se planteaba otra cosa que su continuidad pese a que se perdiera ante el Leganés, lo que finalmente se produjo (0-2). Tras las derrotas posteriores ante el Barça (2-0) y el Numancia (2-1), esta en la Copa, existe la incertidumbre sobre qué sucederá con el técnico si el Málaga no derrota al Celta el domingo. El silencio de Husillos da qué pensar. Al menos perdió la oportunidad de respaldarle públicamente.

Eso sí, Torres volvió a avalar a su entrenador, Míchel, tras la bronca en el vestuario del martes (en la que no fue testigo directo) y sus duras palabras posteriores en la sala de prensa en Los Pajaritos: «El míster hasta el día de hoy ha tenido un comportamiento muy bueno con nosotros, incluso en situaciones en que podía ser más duro. Ha sido el que nos ha echado una manos, buscando el factor psicológico, humano. Si ha tomado la decisión de expresar sus sentimientos, como cualquier entrenador, el futbolista lo que tiene que hacer es reaccionar. Hay que conseguir una victoria en casa el domingo».

«El segundo gol de Soria es fuera de juego, y en siete de las nueve jornadas ligueras nos perjudicaron» los arbitrajes

«El míster ha tenido un comportamiento muy bueno con nosotros, incluso en situaciones en que pudo ser más duro» en defensa de míchel

«Si supiéramos un único motivo, lo hubiésemos resuelto antes;no estamos parados, aquí se trabaja cada semana» las claves del bache

Situándose aún más allá de estas palabras, reclamó máximo compromiso a todos, y colocándose él el primero.«Si cada uno ha llegado a este punto de su carrera es porque ha demostrado su valía y puede ser futbolista para el Málaga –dijo–. No es momento de esconderse y pensar que se está en un momento de proyección en una carrera. Es momento de demostrar responsabilidad».

Sobre si le podría extrañar que Míchel fuese destituido si no se gana al Celta, expuso: «Desde que ha empezado la temporada el club ha demostrado su confianza en el cuerpo técnico. Somos una plantilla ya formada. Lo que deseo es que consigamos ganar por nosotros, por la afición, por el club; no por el entrenador. Es de máxima urgencia enganchar a nuestra afición. A ver si el Celta se encuentra un equipo necesitado en el campo, que tenga que trabajar mucho. Tenemos que ser conscientes de todo lo que hemos perdido y de todo lo que necesitamos».

Malestar

Dicho esto, no ocultó su malestar por el perjuicio causado por los arbitrajes. Preguntado sobre el uso del VAR (videoarbitraje)en la Copa del Rey desde octavos de final como fase experimental, dijo: «A día de hoy es un tipo de mecanismo que puede ayudar al fútbol. Si se hubiesen aplicado desde el principio de temporada nos hubiese ayudado. El segundo gol de Soria es fuera de juego y en siete de nueve jornadas en la Liga nos han perjudicado. Son condicionantes en una situación en la que nos va todo en contra». Además, añadió: «Hay que intentar ayudarles a los árbitros, pero también pido respeto para nosotros. Espero que se cometan los menos errores posibles a partir de ahora».

Respecto a su renovación por dos años (de 2018 a 2020), dio a entender que seguiría en caso de descenso, y declaró: «Agradezco al club la confianza que me ha dado una vez más. Es la tercera renovación desde que llegué. Cuando vine firme por un año y pronto me ampliaron el contrato. Esto me da mucha más responsabilidad de la que tengo. El fútbol se mide por etapas. Ahora me toca vivir otra, muy responsabilizado por lo que me queda por delante. Estoy confiado en el que el Málaga va a seguir disfrutando del fútbol al máximo nivel».

Abordado sobre si hubiera pensado en un ciclo tan largo en el Málaga cuando fichó por el cuadro de La Rosaleda por un solo año y procedente del Olympiacos, contestó: «No me esperaba esto. Nuestra profesión no da para pensar a larga distancia. Cuando llegué, casualmente Mario (Husillos) me dio la posibilidad de entrar al club. Fue un soplo de energía tras la mala etapa en Grecia. Mi intención fue disfrutar de esta profesión, y el club y la afición me han dado mucho y me siguen demostrando su cariño. Tengo ganas de seguir aportando lo que tengo. Esto es trabajo de día a día, y espero seguir siendo útil para el equipo».

Por último, el madrileño agradeció la respuesta de buena parte de la masa social en un momento deportivo tan pobre del equipo. En más de una ocasión subrayó este detalle. «La afición está haciendo un llamamiento para esta unida el día del partido. Nos está demostrando que está con el equipo».

Fotos

Vídeos