Trece millones que no son ‘reales’

Camacho, en la sala de prensa del estadio.
Camacho, en la sala de prensa del estadio. / Álvaro Cabrera

Al Málaga le contará menos de la mitad de la venta de Camacho para el tope salarial

ANTONIO GÓNGORA

El tope salarial sigue acaparando protagonismo en el Málaga. La importancia de este dato obliga al club a estar permanentemente pendiente de cualquier cambio que se pueda producir, ya que un error puede dar al traste con la planificación actual o cara al futuro. Aunque esto ya no podrá ocurrir cara a la próxima campaña, ya que el club ha realizado dos ventas importantes, la de Sandro, por seis millones, y la de Camacho, por 13 (más dos por objetivos que quedan pendientes). Pero estas cifras, sobre todo la segunda, no son ‘reales’ para aplicárselas directamente a la plantilla y al presupuesto que permite LaLiga a la entidad de Martiricos para los pagos a sus jugadores y gran parte de su cuerpo técnico.

El club, que debe restar lo que invirtió en el jugador, se plantea gastar menos dinero en la plantilla de los 48 millones que podría permitirle LaLiga

Los 13 millones de la venta de Camacho no son reales para sumarlos al tope salarial, ya que a esta cifra hay que restarle el dinero invertido por el club en el jugador, exceptuados los salarios: los cinco millones para recuperar el 50 por ciento de su propiedad y los 1,5 millones iniciales por la compra del jugador al Atlético. Pero habría que añadir la escasa cantidad que aportó el fondo de inversión cuando en su momento se hizo con parte de los derechos del aragonés, y también el futuro dinero obtenido por los objetivos conseguidos por Camacho y el Wolfsburgo, siempre que sea así (esto se contabilizaría en el momento en que se produzca).

Comisiones

Pero a los clubes no sólo les computan menos dinero de los traspasos al compensar los ingresos y gastos en las distintas operaciones con el futbolista, sino que LaLiga también descuenta las comisiones estipuladas en cada venta, que son legales e importantes. De ahí que la salida de Camacho le reportará al Málaga para el tope salarial de su plantilla menos de la mitad de esos 13 millones que inicialmente ingresará. Igual que tampoco se sumaron los seis al completo obtenidos por la marcha de Sandro al Everton.

De esta forma, el Málaga disponía la pasada campaña de unos 43 millones para su plantilla, pero el club no realizó ningún traspaso y, por contra, también compró a varios futbolistas. De ahí que LaLiga le rebajara más de cinco millones en esta partida (en una primera estipulación comunicada por la patronal de los clubes), que quedó compensada de nuevo con la venta de Sandro. Ahora, al incluir la última operación, el club de Martiricos dispondrá de más de 48 millones para confeccionar la plantilla cara a la campaña que viene.

Pero, según las fuentes consultadas, en el club se están planteando gastar menos dinero del permitido autorizado, ya que, en su caso, estarían obligados la próxima temporada a realizar nuevamente varios traspasos del nivel de esta ocasión para disponer de nuevo de la misma cantidad. La situación, de esta forma, es muy comprometida para la entidad, que tendrá que buscar un equilibrio entre las salidas y entradas de jugadores para cumplir con las exigencias de LaLiga y, a la vez, seguir siendo competitivos a la hora de confeccionar la plantilla. Todo un galimatías en plena planificación y con la necesidad de hacerse con un medio centro que sustituya a Camacho en las próximas semanas.

Fotos

Vídeos