Triple castigo para el Málaga

Rolan, muy participativo en el primer tiempo, no acabó el partido por una lesión muscular. /Agencia lof
Rolan, muy participativo en el primer tiempo, no acabó el partido por una lesión muscular. / Agencia lof

La derrota, el grave error arbitral en el 1-0 y la lesión de Rolan agravan la herida

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Cruel el destino con el Málaga, en cada entrega crecen los argumentos para fortalecer la indignación y lamentarse del infortunio. Mucho de todo ello se vio anoche en el Camp Nou. Sin que se llegara a cumplir el segundo minuto de partido, el asistente internacional Miguel Martínez Munuera no apreció la salida del balón por la línea de fondo en un centro hacia atrás de Digne a Deulofeu, autor del 1-0.

El error del hermano de Juan Martínez Munuera, este sí árbitro principal, lastró la actuación del asturiano González Fuertes, que dirigía por primera vez al Málaga. El error, tildado de «grotesco» por Luis Hernández, fue de esos tan claros que ni siquiera es necesario cerciorarse con repeticiones televisivas y condicionó en buena parte el desarrollo del choque. Porque el Málaga no encajó el segundo tanto hasta el minuto 56, y hasta entonces sufrió poco ante un Barcelona gris, impreciso, desdibujado. Hasta el punto de que apenas se vio en acción al debutante Andrés, que fue de menos a más y acabó dejando dos grandes intervenciones ante Messi y Paulinho.

El asistente Martínez Munuera no vio la salida del balón por la línea de fondo en un centro de Digne, y el delantero uruguayo estará varias semanas de baja

El fallo arbitral en Barcelona se une a un ramillete de decisiones perjudiciales de esta temporada, la gran mayoría de ellas más difíciles de apreciar y menos reprochables. Así, los fueras de juego no decretados en los goles del Eibar, el Girona y el primero del Leganés fueron muy al límite, el penalti exagerado por Correa ante el Sevilla había que verlo desde diferentes ángulos para advertir el gesto teatral del argentino, y la acción de claro fuera de juego posicional de Santi Mina en el 2-0 del Valencia no fue tan determinante como los otros fallos, pero sí el preludio de la descomposición del equipo en Mestalla.

El segundo varapalo para el Málaga, casi tanto como la derrota o la frustración en la concesión del 1-0, fue la lesión muscular de Rolan. Una vez más, el Málaga pierde a una de sus piezas importantes. A falta de que se confirme la gravedad del percance en las próximas 48 horas, todo hace pensar que el uruguayo puede estar dos o tres semanas apartado de la competición.

Enfermería llena

Sin considerar vital la ida copera ante el Numancia el martes, el ‘charrúa’ podría perderse los encuentros ante el Celta, el Villarreal y el Deportivo, vitales para la ansiada reacción del equipo, colista con un solo punto de veintisiete en disputa. Rolan se suma a Roberto –que no pudo jugar ayer y del que habrá que comprobar su evolución esta semana–, Ricca, Diego y Kuzmanovic en la enfermería. Recio, cumplida su sanción, volverá ante el Celta, pero apercibido de un nuevo castigo cuando sea amonestado.

El castigo parece excesivo para un Málaga que ha encajado goles en todos los encuentros (lo que nunca le pasó en Primera a estas alturas) y que todavía no ha ido por delante en el marcador.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos