Palco 17

Triste y penoso calvario

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Que Amrabat juegue en el Leganés tras ofrecerse al Málaga es la más patente demostración de la gran ineptitud de la dirección técnica del Málaga que ha acabado con el cese fulminante de Arnau, uno de los grandes protagonistas del ridículo que comienza a hacer el Málaga en esta campaña liguera, que lleva tintes de convertirse en un verdadero calvario para nuestros colores. No se merece Málaga esto ni el Málaga tampoco. Aquí están jugando unos cuantos a no se sabe qué y nos están dejando a los pies de los caballos. El Leganés no tuvo que hacer mucho para llevarse los tres puntos. El Málaga es un desastre. Su pésima plantilla, lastrada por los traspasos consentidos por Al-Thani y sin refuerzos por los caprichos de Arnau, nos está llevando al hundimiento. Pero no sólo estamos los últimos, no, lo peor es la sensación de ridículo que se comienza a hacer, y no se salva nadie, Michel el primero. El técnico madrileño está desarbolado por las circunstancias y nadie, absolutamente nadie, sabe a qué juega el equipo que dirige. Todo esto es una especie de sinsentido, de ridículo consentido por todos (absolutamente por todos, conste) que nos lleva de camino a Segunda. Ver a Amrabat machacando a toda la defensa del Málaga durante casi una hora encabronaba aún más a la afición, que está aguantando lo que no está en los escritos. Pensar que Sergio Sánchez, Antunes, Darder y el referido Amrabat se han ido porque no eran interesantes y ver la paupérrima plantilla que tenemos es para mirar al cielo y pensar que aquí hay otras cosas que se nos escapan, aunque se imaginen.

Este Málaga es un equipo hundido y sin ideas. No hace bien Husillos refrendando a nadie, porque nadie puede estar ausente de la debacle. No sé cuál puede ser la solución, desde luego, pero al menos lo que se puede pedir es no tirar la Liga cuando llevamos menos de diez partidos. Un punto, Dios mío, un punto.... ¡Qué ridículo! Y así nadie nos respeta: otro gol en fuera de juego. Si somos la Bernarda de Primera, ¿qué podemos esperar?

Fotos

Vídeos