¿Las últimas horas de Sandro?

Sandro, ayer con la sub-21 junto a Saúl, que celebra el 1-0 ante Macedonia.
Sandro, ayer con la sub-21 junto a Saúl, que celebra el 1-0 ante Macedonia. / Maciej Gillert. Afp

La prensa inglesa apunta que el Everton anunciará mañana su fichaje mientras el Málaga sigue sin noticias, a la espera de que algún club pague la cláusula

SERGIO CORTÉS

El Málaga sigue sin saber «absolutamente nada» sobre Sandro. «Lo que tenga que ser, será». Es la misma frase de las últimas cinco o seis semanas. En la Rosaleda tienen asumido desde hace muchísimo tiempo (desde enero, cuando ya hubo opciones de que se marchara) que el delantero canario no vestirá la próxima temporada la camiseta blanquiazul. Ayer la prensa inglesa apuntaba que el Everton anunciará mañana su fichaje, pero lo cierto es que en la entidad de Martiricos continúan sin noticias, a la espera únicamente de que un club pague la cantidad fijada en la cláusula de rescisión del futbolista, seis millones de euros.

Noticias relacionadas

La salida de Sandro ha pasado por diferentes etapas. Hubo un momento en el que, a pesar de la sanción de la FIFA al Atlético de Madrid (la prohibición de inscribir nuevos jugadores en el mercado de verano), todo estaba más o menos definido: el futbolista seguiría en el Málaga hasta el 1 de enero, aunque con un acuerdo pactado entre todas las partes para que el club de Martiricos se beneficiara de esa cesión encubierta. Hasta estaba sobre la mesa la opción de que en la operación entrara algún rojiblanco y en las oficinas de La Rosaleda se pensaba en cuánto estaría valorado ese futbolista...

Desde el principio la oferta económica del Everton era superior a la que había presentado el Atlético. No obstante, Sandro se mostraba más partidario de seguir en la Liga que de emprender la aventura en la Premier League. Ni siquiera la sanción de la FIFA provocó dudas al principio... pero con el paso de los días ya no se veía tan claro. Al canario le parecía bien seguir en el Málaga cuatro meses, aunque comenzó a pensar que no sería del todo honesto con el club y su afición. Además, en pleno año de Mundial, tampoco tenía muy claro que cuando se produjera el ‘trasvase’ fuera a tener una plaza asegurada como titular en el equipo de Simeone (máxime cuando en esa situación pueden estar dos o tres futbolistas más, como Vitolo, Lacazette o Diego Costa).

Inversión mínima

Yasí se reactivó la opción del Everton. Ronald Koeman ya le había hecho llegar al representante de Sandro, Ginés Carvajal, que estaba dispuesto a esperar y que las puertas siempre estaban abiertas. Vamos, que le importaba poco aparecer como segundo plato. Al fin y al cabo, la inversión en Sandro es mínima (seis millones de la cláusula más la prima de fichaje del futbolista más el salario) cuando el club de Liverpool ya se ha gastado 60 millones de euros en las contrataciones del guardameta titular de la sub-21 inglesa, Pickford (Sunderland), y en el volante del Ajax Klaasen.

Lo que nunca ha variado ha sido el deseo del futbolista y de su entorno de cerrarlo todo antes de la disputa del Europeo sub-21. Por eso, extraña sobremanera que todo se haya demorado tanto y que el anuncio del fichaje por el Everton vaya a producirse ahora cuando Sandro quería tener ya esta semana los cinco sentidos puestos en el torneo.

El Málaga, mientras tanto, continúa a la espera. Es más, como explicaba ayer SUR, pese a que se da por hecho que Sandro no continuará, no se ha querido arriesgar un ápice en el aspecto económico. La salida del canario elevaría el tope salarial asignado por LaLiga (al producirse un ingreso) y además liberaría en torno a dos millones, la ficha anual del delantero. Aun así, después de la experiencia vivida el año pasado con Camacho –se confió en su traspaso al Liverpool para completar la plantilla y, como no se produjo, se complicó la planificación–, sólo cuando se resuelva la salida del canario se activarán algunas operaciones.

En cualquier caso, la marcha de Sandro no supone variación alguna. Estaba tan cantada que el Málaga seguirá las vías abiertas para apuntalar la delantera, en la que hoy por hoy sólo cuenta con el uruguayo Santos, que además es uno de los descartes. El margen de maniobra sí cambiará (y mucho) en cuanto el Everton, como parece, haga efectiva la cláusula de rescisión. La prensa inglesa asegura que es cuestión de horas mientras en La Rosaleda continúa la espera.

Fotos

Vídeos