«Ahora lo único que nos interesa es el futuro, mirar al día del Eibar y no antes»

Míchel, durante la entrevista en el hotel de concentración en Holanda antes de regresar a Málaga / Santiesteban

El técnico no pierde la ilusión pese a sus quejas por la tardanza en los fichajes: «Sólo va a haber una manera de que me vaya y es que me lo pidan mis jugadores»

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Quedan tres semanas para el comienzo de la Liga. Una vez concluida la concentración de pretemporada en Holanda, es el momento de hacer balance con el entrenador del Málaga y conocer también sus sensaciones siete días después de que se consumara la marcha de Pablo y de que con un simple mensaje en Twitter pusiera las pilas al club para reactivar las gestiones para completar la plantilla. Míchel habla en esta entrevista de numerosas cuestiones, como el peso de los resultados (en este caso negativos) en la pretemporada, la adaptación de los nuevos, la fortaleza del grupo, los canteranos y los descartados, los sistemas ensayados, el papel en el juego del ariete Borja Bastón, el fiasco con Meré, el estreno frente al equipo armero... Y también de que su ilusión está intacta.

–¿Cómo valora la concentración celebrada en Holanda?

–El balance es el de siempre. No voy a decir como los doctores, que ha sido un éxito y luego el jugador no puede andar... Estamos haciendo nuestro trabajo y lo seguiremos haciendo. Sé que algunas cosas nos descompensan, pero no podemos evitar estar pendiente de lo que nos interesa, que es el futuro. Hay una carga física, hay una carga deportiva y hay una carga emocional por los resultados, pero en la pretemporada lo que hay que mirar es al día del Eibar, no antes.

Todos afirman en el equipo que los resultados valen para poco...

–Y además en una circunstancia como en la que estamos, que sabemos que poco a poco van a ir entrando jugadores. Tenemos que no descompensar los equipos, pero a la vez tener una carga más importante para unos jugadores. Lo que más nos interesa es la regularidad en el desarrollo del trabajo que hacemos como si tuviésemos toda la plantilla completa, y es lo que hacemos. Que nos dificulta tener mejores resultados, sí es cierto, y que todo se hace mejor ganando partidos, también es cierto. Pero también es cierto que no podemos modificar eso porque es innegociable.

«Ha habido una reacción porque partía de una necesidad; yo soy un entrenador que no pide nada y sólo doy mi opinión» Reacción del club con los fichajes

«La diferencia entre estar octavo y estar decimosexto la marca la fortaleza del grupo; se ha ido gente muy importante en el vestuario y el equipo no ha cambiado» unión en la plantilla

«En una semana hemos pasado de jugar Champions a que nos vamos al descenso; partimos donde nos interesa, en la mitad de la tabla» objetivo

–¿Hasta qué punto le ha sorprendido la marcha de Camacho, Pablo y Sandro?

–La única situación que yo creía y que todo el mundo pensaba era la de Sandro, pero las otras me han pillado por sorpresa. No puedo evitar decirlo. Además, no se puede decir que desde nuestra parcela no hayamos tenido soluciones, porque con el dinero de Sandro hemos contratado a cinco jugadores y ahora vamos a sumar tres o cuatro más para hacer una plantilla muy similar al año pasado. Yo sé que la gente habla de Camacho, de Pablo, de Llorente, de Sandro. Pero, ¿de qué Sandro, de qué Camacho, de qué Llorente, de qué Pablo? ¿De los del principio o de los del final? Ahí está nuestra esperanza y nuestra ilusión.

Al final, como se suele decir, la clave es el grupo.

–En este equipo, siempre, porque no tenemos jugadores que marquen diferencias y desequilibren mucho. Lo que tenemos es un grupo que tiene que ser fuerte, como ha ocurrido desde los años posteriores a la Champions. Esa es la realidad. La diferencia entre estar el octavo y estar el decimosexto la marca la fortaleza del grupo. Como afortunadamente tuvimos esa experiencia los últimos meses, ese mismo equipo que nosotros vimos era un equipo bien hecho pero con malos resultados. Y no obedece a que los entrenadores se equivocasen. Obedece a muchas circunstancias y a muchas dinámicas, y eso es lo que no queremos que nos arrastre.

En equipos anteriores tuvo malos comienzos en pretemporada y buenos finales en la Liga.

–Ya tenemos experiencia y sabemos lo que queremos para que el equipo no se desestabilice. Tras perder con el AZ hablamos con los jugadores e insistimos en que esto es una dinámica de trabajo, no de resultados, y hay cosas que vemos en los partidos que son buenas y malas. Son las mismas que cuando entrenaba al Getafe y ganamos todo o en el Olympiacos. La mejor manera de que lleguen los resultados cuando venga lo importante es que estemos preparados.

Pero entenderá que tantas derrotas preocupen a los aficionados.

–Y eso está bien. Si me recuerdan, al principio, en aquella rueda de prensa, dije que me quedaría entre lo que vimos al final del año pasado y lo que vimos al principio. Hemos pasado en una semana de jugar la Champions a que nos vamos al descenso. Significa que partimos de una plataforma que nos interesa, que es la de mitad de la tabla. Y de ahí para arriba si podemos, y para abajo si no queremos.

Este año hay otro factor en cuenta: el idioma. Hasta Baysse y Cenk se defienden.

–Lo de Paul (Baysse) es impresionante. Esa es una de las cosas buenas. Se ha ido un líder como Camacho y se ha ido gente muy importante en el vestuario como Kameni, Duda, Demichelis y Weligton, y sin embargo el equipo, con la gente que ha traído, no ha cambiado. Y eso habla de lo bueno que es el grupo.

«La gente habla de Pablo, de Camacho, de Llorente, de Pablo, pero, ¿de los del principio o de los del final?» bajas importantes

«Con Cecchini ya no nos cerramos tanto a traer a un jugador tipo Camacho» fichaje del centrocampista

«Los jugadores juegan donde les da la gana; se han ido porque han querido y no hay que darle más vueltas» la marcha de pablo y camacho

Ha llegado ahora Cecchini, pero todavía faltan tres piezas...

–Con su llegada buscamos una doble alternativa. No nos cerramos tanto a traer a un jugador tipo Camacho porque esperamos que ‘Kuzma’ lo haga bien  y esperamos que también Cecchini. Necesitamos un centrocampista más y lo que queremos es que jugadores como Recio y Adrián puedan jugar en esa posición, mejor o peor, pero que nos puedan ayudar. Ese es el tipo de jugador que queremos, pero es cierto que necesitamos un central, un centrocampista más y una alternativa en ataque.

–¿Cómo se le quedó el cuerpo tras el fiasco con Meré?

–A mí, cuando las negociaciones duran tanto, me gustan poco porque al final se meten muchos agentes externos. De la negociación de Meré sólo digo que el jugador contemplaba que, si venía un equipo, él al menos quería jugar un año en el Málaga. A partir de ahí no sé nada más. Ha pasado incluso lo que dijo el jugador y lo que yo le dije, y él ha preferido otras cuestiones. Que le vaya muy bien, pero creo que él ha tenido miedo a competir aquí.

Ha alternado dos sistemas. ¿Tiene una idea de cómo empezará la Liga?

–Si empezásemos mañana contra el Eibar, ya sé lo que queremos hacer.

Ganar...

–(Ríe) Claro. Pero para ganar hay que jugar bien. Lo que quiero es retomar lo que teníamos hace mes y medio. También variábamos el sistema, pero el equipo era bastante estable. No es tan importante el sistema como que los jugadores conozcan el trabajo que queremos hacer, y tampoco variamos mucho. Hay unas pocas diferencias en cuanto a la presión o el ataque, pero poco más. Con 4-3-3 tenemos que jugar con extremos, pero la idea es la misma con 5-3-2, 5-2-3, 5-4-1 o 3-4-3. Parece que es más defensivo jugar con tres centrales, pero en muchas ocasiones es más dinámico. El año pasado nos fue bien así.

Se le ha visto contento con el nivel de los canteranos.

–De los que han estado de la cantera todos me parecen futuribles. Y esa ya sí es una elección personal mía, la de descartar jugadores. Pero con Maty, José Carlos, algunos que no están aquí, Álex (Robles) o Mula aspiramos a que en un futuro medio o cercano formen parte del Málaga Club de Fútbol.

«Tiene que acostumbrarse y acomodarse a una nueva idea; no podemos aislarlo ni en defensa ni en ataque» borja bastón

«Es un muy buen equipo y tienen la ventaja de que llevan 20 días trabajando con un once» debut con el eibar

«Que le vaya muy bien, pero creo que a él le ha dado miedo competir aquí» meré

Usted ha reiterado que estarán entre el primer equipo y el filial.

–Por eso yo siempre hablaba de tener 22 o 23 jugadores y otros 3 o 4 que estuvieran subiendo y bajando. Son chicos con los que tras el partido del AZ la gente se decepciona, pero a los que no hay que ver ahora, sino que tenemos que tratar de darles cuajo porque los niños no deben tirar del carro o marcar el camino, sino empujar. Están aprendiendo a jugar.

¿Tendrán ficha del primer equipo En-Nesyri y Luis?

–En-Nesyri seguro, pero con Luis estamos valorando en función del central que venga. Yo creo que Luis tiene que jugar habitualmente y entiendo que la Tercera División es poco exigente para él. Es mi opinión como entrenador, pero no sé la del club.

Todavía están pendientes de salir los descartados. ¿Le preocupa que al final tenga una plantilla amplia?

–Yo hago mi trabajo, que es entrenar al equipo y a los jugadores que me dan, pero también como entrenador yo elijo. Todos los jugadores están informados de su situación. Yo no sé lo que pasa en lo que en fútbol se llama ‘zona noble’, pero sí sé lo que pasa en el césped. Si tengo que tener una plantilla más amplia porque diferentes gestiones no han tenido su punto final, habrá que ver qué hacemos, pero está muy claro que se tiene mucha más calidad en el entrenamiento con menos jugadores. Además, no quiero que alguno de los jugadores que se queden, y no tengo nada contra ellos sino lo contrario, me obligue a entrenar con 29. Entonces tendré que coger a los chicos de la cantera y decirles que no pueden entrenarse con nosotros. Eso sería contraproducente para el club. Y es extraño que un entrenador hable siempre de club cuando tendría que hablar única y exclusivamente de lo que a mí me interesa, pero ojalá esté aquí muchos años.

«Los niños no deben tirar del carro o marcar el camino, sino empujar; están aprendiendo a jugar» canteranos

«No es tan importante el sistema como que los jugadores conozcan lo que queremos hacer» ensayo con dos sistemas

Ha llegado Borja Bastón, un delantero de referencia, pero a usted se le ha visto exigirle mucho.

–Borja es un delantero de mucha más referencia de lo que era Sandro, de más posición. Yo creo que él tiene que acostumbrarse y acomodarse a una nueva idea. Nosotros con él y él con nosotros. Porque tiene muchas cosas que está empezando a trabajar y que le pueden parecer novedosas.

Le pide más movilidad...

–Eso es. Y nunca le van a alejar de lo que él tiene, que es el gol. Al final las ocasiones nuestras se concretan y tienen como protagonista a Borja. Y eso es lo que queremos. Pero hay más. No podemos aislarlo ni en ataque ni en defensa. Volvemos al grupo y al bloque, y este equipo no se puede permitir jugar con uno menos.

Se ha hablado en las últimas horas de Rolón y antes de Javi García.

–Sé que hay negociaciones abiertas con dos o tres jugadores en esa posición, igual que en ataque. En defensa no tantas. Yo si tengo unas preferencias. Pero no las puedo hacer públicas. Porque si las hiciera públicas y luego no vienen estaría desprestigiando a los que vienen. Mis preferencias siempre van en el sentido de que el equipo sea más complementario en todas las posiciones. No hablo de economía ni de gestiones. No sé la bolsa que hay ni la que deja de haber.

Vayamos al calendario. En la primera jornada espera el Eibar...

–Si no lo conociéramos, pensaríamos que la primera jornada es propicia. Es un muy buen equipo y no ha cambiado en los últimos dos o tres años. Ni de entrenador ni de bloque ni de ideas. Han sustituido jugadores y han ocupado los puestos. Y han tenido una ventaja respecto a nosotros, que llevan 20 días trabajando con el equipo que se va a enfrentar a nosotros.

–...Y en la última esta vez no ha tocado el Real Madrid.

–Hay que jugar contra todos. Nos tocará el Getafe y también algo pasará.

Se quejó usted de que faltaba celeridad en las gestiones. Visto lo de Cecchini, ¿era lo que deseaba?

–Ha habido una reacción porque partía de una necesidad. Vamos a ver. Yo soy un entrenador que no pido nada. Yo no pido nada. Sólo doy mi opinión y lo baso en hechos reales. La respuesta tenía que ser rápida porque hemos perdido dos jugadores que personalmente no esperaba perder. Pero también han elegido su destino ellos. No nos vayamos a confundir. Mucha gente escribe diciéndome: «¿Cómo los habéis dejado marchar?» Principalmente porque son muy buenos futbolistas y muy buenos tíos. Pero se han querido ir. Y ante eso no hay nada que decir. Han elegido Wolfsburgo y Villarreal por los intereses que ellos sabrán. No pasa nada. A mí me parece muchísimo mejor jugador el que esté o el que venga porque con ellos ya no puedo contar. Se han ido porque han querido y eso es inevitable.

–¿Se enfadó mucho cuando supo que se marchaban?

–Siempre digo que los futbolistas juegan donde les da la gana. Hay una parte deportiva que en algún caso no puedo entender. Puedo entender más a uno que a otro, y una parte económica que ni comprendo ni dejo de comprender. No es mi problema y no sé qué tienen en la cabeza. Entre otras cosas porque yo cuando era futbolista, y hago de ‘abuelo Cebolleta’, jugué donde me dio la gana aun perdiendo dinero. Esto es así. Los jugadores se han ido donde han querido y no hay que darle más vueltas. Los clubes tienen cláusulas, se pagan y ya está. La parte organizativa del club se ha dado cuenta de que ya es el momento de que los efectivos tienen que llegar porque el tiempo corre y las situaciones se van produciendo.

–¿Está más tranquilo que el lunes de la semana pasada?

–Y si no estoy tranquilo daría igual. Prefiero estar tranquilo. Los chicos estaban un poco expectantes porque se va uno, se va otro… y el míster lo mismo se va. Yo no me voy a ir. Sólo va a haber una manera de que me vaya y es que lo pidan los que a mí me interesan, que son mis jugadores. Y no me lo van a pedir… A lo mejor me lo piden los ‘desgraciaos’ (bromea entre risas). Estoy encantado con ellos. Sé que sufren y que se sienten incómodos. Yo les doy siempre una imagen de tranquilidad porque es la que tengo. El miércoles les dije que el 80 % de los que estaban sentados enfrente iban a ser titulares contra el Eibar. No pongamos excusas. Vamos a trabajar y a preparar los partidos. Los que vengan se incorporarán mejor si tenemos una dinámica de trabajo y anímica de grupo buena. Y si no, cambiaremos los objetivos y no pasa nada.

Fotos

Vídeos