Málaga CF

Unas vacaciones peculiares para Rosales

Rosales, entrenándose en el Ciudad de Málaga.
Rosales, entrenándose en el Ciudad de Málaga. / Salvador Salas

El lateral venezolano se ejercita en solitario los últimos días en el Ciudad de Málaga para acelerar su recuperación

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga se fue de vacaciones la noche del 21 de mayo. Fue un día de contrastes, el más que evidente entre la euforia desmedida en el vestuario visitante de La Rosaleda y la deslucida despedida a pie de campo de los componentes del local. Ahora la plantilla apura la última quincena de un periodo de ocio algo superior al de otros veranos, al no haber fase final de la Eurocopa o del Mundial, aunque ya se sabe que el descanso de los profesionales incluye unos ‘deberes’ cada vez más intensos a medida que se acerca la fecha del regreso, el lunes 3 de julio.

Hay un futbolista que no sigue la dinámica de la mayoría del grupo, el lateral venezolano Rosales, operado del pubis el 10 de mayo en Múnich (la intervención corrió a cargo de la doctora Ulrike Muschaweck). El zaguero no ha querido perder ni un segundo para ponerse a punto y tratar de llegar en las mejores condiciones posibles al trabajo de pretemporada, aunque parece prematuro pensar en la posibilidad de que se integre con normalidad en el trabajo con sus compañeros los primeros días.

El Málaga ha tenido cuatro lesionados en el pubis las dos últimas temporadas

Rosales se viene ejercitando en solitario en el césped del Ciudad de Málaga las últimas semanas. Ni siquiera ha viajado a su país o se ha marchado con su familia a disfrutar de una estancia en algún lugar vacacional idílico. Al defensa tampoco parece influirle el hecho de no tener de momento una competencia clara en su demarcación, la de lateral derecho. Y es que, a la hora de la verdad, el internacional venezolano, salvo que haya mediado lesión o sanción, siempre ha jugado y presentado unas cifras que son un prodigio de regularidad.

Discreto

En silencio, sin llamar la atención, Rosales sigue ‘machacándose’. A sus problemas en el pubis se le suma otra intervención menor en los últimos días. Un motivo más para que el futbolista no descuide su puesta a punto. En una situación parecida está Juanpi, al que se ha visto en las redes sociales trabajando en su país natal.

Hay que recordar que el Málaga parece especialmente maldito en cuando a procesos relacionados con el pubis se trata, un tipo de lesión que en el caso de los futbolistas puede alargarse en el tiempo sin permitir disfrutar de las mejores sensaciones en el campo. En las dos últimas temporadas se han dado cuatro casos. Particularmente traumático para el equipo fue lo vivido con Camacho, lo que privó al Málaga de un jugador clave más tiempo del deseado. En el último ejercicio el primero en pasar por el quirófano fue Juanpi, operado el 17 de abril en la Clínica CHIP. Además de Rosales, el último suceso ha sido el de Ontiveros, que ayer se desplazó a Barcelona y será intervenido hoy por el doctor Ramón Cugat.

La fecha del regreso de la plantilla, que es una de las más tempranas entre los conjuntos de Primera División, es el 3 de julio, aunque en realidad los primeros entrenamientos no serán hasta el miércoles 5. Antes llegará el momento de los controles médicos y de comprobar con precisión que no se han producido desequilibrios importantes en el peso de los jugadores en el descanso , gracias a los numerosos datos por pliegues musculares con los que se cuenta.

Fotos

Vídeos