¿Por qué es vital ganar al Deportivo?

Míchel, que se se ha dejado crecer barba, dialoga con uno de sus ayudantes, Mandiá, ayer. /Ñito Salas
Míchel, que se se ha dejado crecer barba, dialoga con uno de sus ayudantes, Mandiá, ayer. / Ñito Salas

El Málaga, obligado a no fallar para que la lucha por salvarse no se reduzca a una ‘Liga de cuatro’

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Malaga-Deportivo de mañana no es una ‘final’, expresión a la que tanto gusta acudir en los medios de comunicación cuando la necesidad aprieta en torno a un equipo. Sin embargo, sí es el partido más importante de los que ha jugado hasta ahora el cuadro de La Rosaleda y el más próximo, a falta de que en el futuro se puedan presentar en el camino choques de mayor trascendencia aún. No es exagerado hablar de un partido vital. Son cuatro los argumentos principales para justificarlo:

1.Evitar una ‘Liga de cuatro’ por la permanencia.

La clasificación actual muestra un riesgo evidente de ruptura en la lucha por la permanencia. Actualmente, los más acuciados son el Málaga (cuatro puntos), el Alavés y Las Palmas (seis cada uno) y el Eibar (ocho). Por delante figura el Deportivo junto al Athletic (once cada uno). Con ello una hipotética victoria del cuadro gallego en La Rosaleda abriría una brecha de diez puntos entre ambos, con grandes opciones de dominar también el ‘goal average’ en caso de empate al final de la Liga.Siendo subsanable el escalón a falta de veintiséis jornadas más, no cabe duda de que, en circunstancias normales, se puede considerar definitivo.

Si vencer mañana implica acercarse a cuatro puntos del cuadro gallego, perder es quedarse a diez en uno de los encuentros más asequibles que quedan

Si bien el Málaga tiene ahora depositadas sus esperanzas de salvación en el mal momento del Alavés, Las Palmas, y el Eibar, sería un pobre consuelo a estas alturas que estos tres rivales se quedaran casi como los únicos a tiro en una ‘Liga de cuatro’ por la permanencia. En cualquier caso siempre sería más positivo que haya más conjuntos en la pomada. Además, un hipotético empate mañana ante el Deportivo tampoco sería positivo. Más allá del punto sumado por el Málaga, desperdiciaría la posibilidad de acercarse a cuatro puntos a este rival(dejarlo casi a tiro de piedra) y supondría otro tropiezo en los duelos directos. Conviene recordar que el cuadro que entrena Míchel no ha vencido aún a ninguno de los rivales teóricamente más débiles (perdió ante el Girona, el Eibar, Las Palmas y un Leganés de momento en la zona alta).

2.Llegar en la posición más digna posible al mercado invernal.

Para el Málaga la principal obsesión es no descolgarse respecto del decimoséptimo clasificado, que marca la frontera del descenso. Este es e aval con el que partirá cara al mercado invernal de fichajes. Ahora está a cuatro puntos, de forma que si crece este desfase la dirección deportiva del club puede tener serios problemas para encontrar jugadores dispuestos a venir al equipo en la segunda mitad de la temporada.

3.Refrendar la reacción en el juego de los últimos partidos

Entre el Málaga de inicios de la temporada y el actual hay matices. Si se valoran las tres últimas jornadas (el 2-0 en el Camp Nou, el 2-1 al Celta y el 2-0 en Villarreal).En los dos últimos choques incluso se ha visto un equipo que defiende más junto y que juega de forma más conservadora, algo más contenido, pero con más cabeza. Ganar al Deportivo supondría confirmar este giro en el rendimiento, ratificar que es la fórmula idónea de juego, asentar el once titular, además de una inyección de confianza.

4.Aprovechar una de los partidos más asequibles en el calendario antes del fin de 2017.

El calendario ha deparado al Málaga compromisos muy difíciles a domicilio en la primera vuelta (ha tenido que visitar ya al Barcelona, el Atlético, el Sevilla, el Valencia y el Villarreal), ante rivales a los que deberá recibir en La Rosaleda en la segunda.Por ello, el equipo no puede permitirse el error ante los contrincantes más asequibles. Uno de ellos es el Deportivo. De aquí al ‘parón’ navideño este partido y los que habrá que jugar ante el Levante, el Betis y el Alavés (este el único fuera y el último compromiso de 2017) serán igual de importantes. Un generoso botín en ellos incrementaría las opciones de permanencia de los de Míchel antes de acabar la primera vuelta.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos