Adiós a Julen también desde Tenerife

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga también quiso darle su particular adiós a Julen, en este caso desde Tenerife. Consiguió que se guardara un minuto de silencio antes del arranque del encuentro gracias a la colaboración del equipo insular y de LaLiga, y los futbolistas del conjunto de Martiricos, ayer vestidos de negro, lucieron un brazalete blanco en homenaje y recuerdo al pequeño de El Palo, que mantuvo pendiente a medio mundo durante trece días de incansable trabajo en Totalán para su rescate. Los hombres de Muñiz no pudieron dedicarle el triunfo, pese a intentarlo en un buen partido, pero sí volvieron a demostrar su solidaridad, como ya ocurrió en otras ocasiones, y estuvieron presentes en un momento difícil y trágico para todos los malagueños.

Blanco quería jugar, pese a su lesión en el hombro, y lo hizo. Muy pocos pensaban que el delantero estuviera anoche en Tenerife tras marcharse del anterior partido con su hombro izquierdo maltrecho. Pero el argentino tenía buenas sensaciones desde el primer instante, pese a que las pruebas médicas decían que había sufrido una pequeña luxación. Se entrenó varias veces en el gimnasio, pero el jueves ya estaba con sus compañeros en el campo. Había muchas dudas, pero al final el compromiso y el tesón de Blanco hicieron el resto para que formara en el once inicial. Y completó un buen partido una vez más.

Un sistema de juego adaptado a las circunstancias: al partido y al rival. Muñiz juega casi siempre con un 4-4-2, pero al técnico no le importa, como se ha visto en las dos últimas salidas, hacer algún retoque que aumente sus opciones. Ayer los cambios se centraron en la colocación de los jugadores, ya que alineó a dos delanteros de entrada, aunque con Harper más pegado a la banda. Y la fórmula volvió a funcionar, pese a que al final el Málaga no lograra el triunfo, aunque dispusiera de varias oportunidades relativamente claras (sobre todo una de Blanco y otra de Pacheco). En casa, sin embargo, hasta ahora siempre ha mantenido el clásico sistema.

Seleznov sigue avanzando, pero todavía necesita mejorar.El delantero recién fichado tuvo anoche de nuevo algunos minutos para demostrar sus cualidades como goleador. Precisa alcanzar su mejor forma para comenzar a aportar, algo que esperan desde el cuerpo técnico. Necesitará acelerar su preparación para que Muñiz pueda contar con él más tiempo. Sustituyó al 'tocado' Blanco, que hizo un gran esfuerzo y el técnico lo retiró del campo antes del final del encuentro para evitar riesgos para su dolorido hombro.

 

Fotos

Vídeos