Adrián también se despide de 2018

Adrián, en un entrenamiento reciente. /Germán Pozo
Adrián, en un entrenamiento reciente. / Germán Pozo

Se suma a la ausencia en el mismo periodo, con cuatro partidos en juego, de otro jugador clave en el esquema malaguista, Luis Hernández

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Las malas noticias en el parte médico no dejan de sucederse en el Málaga. Más allá de que puede ser normal que las plantillas padezcan en torno a cuatro o cinco ausencias (no sólo por lesión, sino también por sanción) de media en cada jornada a estas alturas del campeonato, lo problemático en el Málaga tiene que ver más con lo cualitativo que con lo cuantitativo. Primero cayó Harper, que ya ha recuperado el alta; luego, Luis Hernández; después, Koné, y ahora Adrián. Por no hablar del 'virus FIFA', que afecta a Munir y N'Diaye.

Todas son piezas clave en el engranaje malaguista, que parece acusarlo en el campo. De momento el Málaga confirmó ayer, después de las pruebas realizadas por la mañana, el peor de los temores, que Adrián tiene una rotura fibrilar de grado I-II (mínima), en el cuádriceps derecho. Al tratarse de un grupo muscular clave en el desempeño de un futbolista, conviene ser muy cauto en su recuperación, con lo que es muy poco probable que pueda reaparecer este año, en alguna de las cuatro citas de dificultad que se dispone a afrontar el Málaga para cerrar 2018: los duelos en casa ante el Granada y el Cádiz, la visita al Mallorca entre medias, y la despedida del sábado 22 de diciembre en Oviedo.

Adrián acabó lesionado el choque del domingo ante el Extremadura. Sus molestias fueron patentes en los últimos minutos del choque, pero se mantuvo en el campo. El Málaga no aclaró si la lesión de Adrián es en la misma zona que ya le obligó a dosificarse en los entrenamientos el lunes y el miércoles de la semana anterior. Incluso, Muñiz deslizó en la sala de prensa del Francisco de la Hera que ya era conocedor de las molestias de Adrián antes del tercer cambio, pero no optó por agotarlo con él, sino con una recomposición táctica.

Frente a la ausencia del madrileño, la buena noticia es el regreso de Harper este sábado

Lacen se perfila como el recambio ante el Granada, el Mallorca, el Cádiz y el Oviedo, los próximos encuentros

La baja de Adrián puede ser atribuido a los numerosos cambios de superficie habidos en las últimas fechas en el trabajo diario del equipo, tras la resiembra del Ciudad de Málaga y el nuevo césped de La Rosaleda. La ausencia del centrocampista vuelve a mermar ahora los 'pasillos de seguridad' del Málaga, en la jerga del ya fallecido Luis Aragonés para referirse a elementos clave del funcionamiento de un equipo. Si la ausencia de Luis Hernández en el eje de la zaga se ha hecho notar en las últimas citas, así como la ausencia de Harper en el ataque para la eficacia de la primera línea de presión, ahora el Málaga deberá competir en los próximos partidos sin un jugador importante en la distribución del balón.

Lacen, el recambio

A priori Muñiz tiene la opción de Lacen como recambio más natural del madrileño. Asimismo, cuenta con otro medio centro más defensivo, Boulahroud, y uno más ofensivo como Juanpi, además del recurso a jugadores del Atlético Malagueño. Quien ya debutó fue el internacional sub-21 albanés Keidi, que dispuso de minutos al final del partido en Gijón. No lo ha hecho, en cambio, otro asiduo a los entrenamientos de la primera plantilla, Iván Jaime, un jugador de una tendencia más ofensiva.

Frente a la pérdida de Adrián, al menos el Málaga recuperará el sábado (18.00 horas, Movistar Partidazo) ante el Granada a uno de sus delanteros titulares, Harper, que llegará con algo más de una semana de entrenamientos junto al grupo.Lo que está por ver es si jugará de salida o tendrá minutos con el partido ya iniciado.

Más información

Temas

Fútbol
 

Fotos

Vídeos