El mundo del fútbol se rinde a la afición del Málaga

Los brazos en alto de decenas de seguidores apoyando al equipo. / GERMÁN POZO

Unanimidad al reconocer la excepcional respuesta dada pese al fracaso deportivo del equipo

PEDRO LUIS ALONSO y BORJA GUTIÉRREZMálaga

En el día después, la sensación fue de derrota dulce. El Málaga fracasó, se quedó sin ascenso, pero se llevó el reconocimiento nacional y hasta internacional por la excepcional respuesta de su afición, que sorprendió a propios y extraños. Por delante incluso del éxito del Deportivo, al clasificarse para la final de los 'play-off' de ascenso, muchos informativos le prestaron más atención a esos minutos vividos a flor de piel tras el choque, con los jugadores y cuerpo técnico dispuestos juntos y cara a la Grada de Animación (el Fondo Sur). Por un lado, los futbolistas se quedaron en el campo para agradecer tanto apoyo durante el curso; por otro, los seguidores que aún continuaban en la grada premiaron a los protagonistas por su temporada, pese a no lograrse el objetivo.

Las imágenes de toda la primera plantilla abrazados frente a la Grada de Animación dio la vuelta por todas las cadenas de televisión y tuvo un impacto colosal en la redes sociales, llenas de mensajes de ánimo desde otras aficiones. Una mezcla de rabia y orgullo que representa al malaguismo en las horas posteriores al partido. La afición del Málaga fue la comidilla en los informativos de las televisiones, y en esos minutos con cánticos de la grada fueron mayoría los futbolistas que no pudieron contener las lágrimas de emoción, ya fueran jóvenes o veteranos de la plantilla. Muchos se consolaban unos a otros, y entre ellos, un protagonista: Munir, al que la masa pidió que volviera al campo tras retirase de forma precipitada a los vestuarios avergonzado por su error, recibió una ovación de perdón de miles de voces y abrazos de los compañeros.

«Fue algo grande, increíble, nunca lo habíamos vivido. Ni en los mejores tiempos de la Champions. Es una satisfacción que a nivel mundial se diga que la afición da un ejemplo. Había mucha gente llorando y mi hija lo hacía como una magdalena», reconoció el responsable de la Grada de Animación, Javier Martínez. «Era justo para ellos y para nosotros. Todo el año hemos ido de la mano. No ha habido críticas, como mucho alguna contra Muñiz», añadió.

«Para los que lo vivimos ahí es que se te ponían los vellos de punta, había que estar tragando saliva. Sólo puedo corroborar las palabras de Adrián. Esto no lo había vivido nunca, con la edad que tengo. Y más después de haber tenido una derrota, que al final fue algo más dulce», manifestó por su parte el presidente de la Federación de Peñas Malaguistas, Miguel Molina.

Este dirigente, al frente ya de 38 peñas asociadas, con tres o cuatro más cerca de recibir la aprobación para integrarse, lo tiene claro. Por encima de circunstancias deportivas más o menos favorables, «el Málaga es nuestro y la afición va a seguir apoyando al equipo» y recordó que esto «no se había vivido tan intensamente ni en los partidos de Champions».

Del lujo a la necesidad

Pero el comportamiento excepcional de la afición no se redujo a esa poco habitual respuesta después de que su equipo perdiera. Durante el partido fue descomunal el apoyo, con las gradas llenas y sin entradas disponibles desde el miércoles, y antes hubo un recibimiento histórico al autobús del equipo. Casi dos horas antes del choque, cerca de 10.000 aficionados en la avenida de la Palmilla exhibieron bufandas y cánticos y gritos motivadores. «Estoy también emocionado, por cómo se recibió el equipo. Fue de escándalo. La propiedad se tiene que dar cuenta de que hay una afición que está con el equipo y a la que no se le puede exigir más», opinó Molina.

Para Martínez, lo vivido el sábado refuerza tantas horas de esfuerzo y trabajo en la organización de iniciativas de apoyo al Málaga. «Cara a la Grada de Animación hemos dado cien pasos de gigante para afianzarnos todos juntos. Al principio, cuando se creó (lo que supuso situar a Malaka Hinchas y al Frente Bokerón unidos en la misma zona del estadio, cuando estuvieron años en ubicaciones opuestas) nadie daba un duro por nosotros. Y esto nos ha unido muchos. Estamos viendo muchos mensajes y videos, y todos positivos. A los que organizamos esto nos gusta», sostuvo. Asimismo, tiene su particular perspectiva acerca de lo sucedido antes del choque del sábado, en el recibimiento al autocar del Málaga, en el que nunca se vio tanto público: «Cuando se hacía en la etapa de la Champions era pura estética, lujo; ahora es necesidad. Necesitábamos cuanta mas gente mejor, y la gente fue en masa».

La comunión vivida puede ser la base del nuevo proyecto deportivo. Hubo no pocos aficionados que reconocieron que las imágenes de los futbolistas emocionados podría ser un vídeo promocional de lo más eficaz cara a la campaña de abonados, y el Málaga difundió ayer un documento visual de ocho minutos.

Desde el club se agradeció también la respuesta de la afición en un comunicado difundido a última hora de la noche del sábado. «Este año no, pero ¡Volveremos!», era el título del mismo. La plantilla se reunió ayer en el Ciudad de Málaga para comer y despedirse para las vacaciones, y acudió también el director deportivo, José Luis Pérez Caminero. El técnico, Víctor Sánchez del Amo, también agradeció el apoyo de la afición desde su perfil en Instagram: «No hemos llegado a la meta que deseábamos, pero hemos luchado juntos y hemos estado muy cerca. Hoy el Málaga y su afición son ejemplo en todo el mundo por el comportamiento y la reacción antes, durante y sobre todo al final del partido. No hay palabras para describir lo que nos hicisteis sentir en el día de ayer». 

Así te lo contamos