EL DÍA QUE SE AGOTAN LAS EXCUSAS

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Es el lunes y no mucho más. En los últimos meses he combatido contra el tópico de bautizar como 'final' cualquier partido y me he cansado de repetir a los aficionados de mi entorno que la temporada es muy larga, que lo gordo está aún por llegar. Pues bien, cara al choque ante el Oviedo se me agotan los argumentos. No queda margen para la reacción. Es obligado ganar. De lo contrario, ya sí que se empezaría a depender más de otras circunstancias que me gustan menos. El Málaga, pese a ser séptimo, aún no depende de otros. Ganando el lunes volverá seguro a un puesto de 'play-off' (hay un Deportivo-Cádiz) y encadenaría seis puntos seguidos (con los tres del Reus) en un momento crucial. Se resituaría cara a las tres jornadas finales, dos en casa (Zaragoza y Elche) y la difícil salida a un Albacete invicto en el Carlos Belmonte entre ellas. Con seis puntos más sería casi imposible no estar entre los seis mejores, y posiblemente con algún punto menos, pero también es importante mejorar la clasificación final para tener alguna ventaja adicional en las eliminatorias (jugar la vuelta en casa o eludir una tanda de penaltis).

Pero me preocupa más que todo eso que no se desinfle definitivamente el 'efecto Víctor'. Sólo veo opciones reales de ascenso si el equipo no se aleja de la imagen de Alcorcón o de esa primera media hora ante el Mallorca. El resultado entonces y la imagen en Cádiz, con un equipo que especuló más con el balón y buscó menos la portería rival, han devuelto unas dudas peligrosas. Es vital que los jugadores sigan insistiendo en la idea de querer ser protagonistas, de adelantar la defensa, de llegar al área rival con muchos jugadores y así aumentar la cuota de ocasiones.

Hay más: ¿Sabían que desde el 14 de diciembre (1-0 al Cádiz) no se gana a un aspirante al ascenso? ¿Hace falta recordar que el Málaga no vence en casa desde el 19 de enero y que necesita ya hacerse fuerte en Martiricos? Confío en no llegar a ese día en que se me agoten las excusas, que me parece que es este lunes... ante el Oviedo.