El albanés Keidi Bare, refuerzo de otoño para un necesitado Malagueño

Keidi Bare./SUR
Keidi Bare. / SUR

Acaba de cumplir su larga sanción y estará ya el domingo a disposición de Dely Valdés, mientras que se entrena sin ficha el marroquí Takioullah

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La situación del Atlético Malagueño, que no reacciona tras cinco jornadas ligueras, sigue preocupando en el seno del club. Todavía no ha puntuado tras el ascenso a Segunda B y necesita encontrar alguna salida que le permita cambiar su dinámica negativa. En este sentido, esta semana podrá contar ya con uno de sus refuerzos más importantes, que en este caso va a llegar ya en otoño. Es el caso de Keidi Bare, un internacional albanés sub-21 que procede del filial del Atlético de Madrid. Llegó en el periodo de fichajes, en el mes de agosto, pero no podía jugar hasta ahora.

Su prolongada ausencia se ha producido como consecuencia de una fuerte sanción anterior, que en total ascendía a nueve partidos de suspensión, impuesta la pasada campaña por la Federación por insultar a un colegiado en el partido del conjunto colchonero contra el Deportivo Fabril. Pero ya ha concluido el castigo y estará a disposición de Dely Valdés para el encuentro del domingo contra el Don Benito. Esta incorporación se considera especialmente positiva para el equipo, ya que el futbolista, de 21 años, puede aportar un mayor potencial al filial en el centro del campo.

De hecho, el centrocampista agrada también al primer equipo y Juan Ramón Muñiz cuenta con él desde el momento en el que se incorporó, aunque es previsible que pueda recuperar el ritmo de juego con el Malagueño antes de que Keidi pueda debutar con el Málaga. El futbolista llegó traspasado y es propiedad del club de Martiricos en una gestión de última hora en el mercado de fichajes del pasado verano. El jugador, en cualquier caso, está trabajando desde el primer instante y se encuentra en plena forma y en disposición de jugar en cualquier momento.

Asimismo, el jugador marroquí Youssef Takioullah ya se entrena con el filial malaguista, aunque no tiene ficha debido a que el equipo las tiene todas cubiertas (las 22) y el plazo de fichajes está cerrado (tampoco se podría inscribir como futbolista en paro, según las fuentes consultadas). Se ha incorporado avalado por el jeque Abdullah Al-Thani, que anunció su contratación a través de las redes sociales y poco después ya estaba en Málaga, adquirido por el conjunto de Martiricos. El futbolista, que todavía deberá adaptarse al fútbol español para poder analizar sus posibilidades de éxito, podrá formar parte del equipo a partir del próximo año, coincidiendo con la apertura del nuevo periodo para hacer cambios en las plantillas, en el mes de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos