De albañil a 'pichichi' de Segunda

Enric Gallego celebra uno de sus goles esta temporada. :: j. m. romero/
Enric Gallego celebra uno de sus goles esta temporada. :: j. m. romero

Enric Gallego, amenaza malaguista, llega al profesionalismo entrado en la treintena y asombra con sus 13 dianas en 14 partidos

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

De explosiones algo tardías y más o menos esperadas entiende algo el director deportivo malaguista, José Luis Pérez Caminero, que no llegó a jugar con la selección hasta los 26 y después de que años atrás se perdiera la confianza en su progresión. Pero pocos casos más asombrosos que el de Enric Gallego. El delantero del Extremadura ha marcado trece goles en catorce jornadas en su estreno en Segunda y viene de hacerle cuatro al Elche el pasado fin de semana en una exhibición por aire y por tierra. A los 32 años hace apenas unos meses que su carrera deportiva ha adquirido vuelo, después de vivir en el amateurismo casi toda ella.

El espigado -metro noventa- y fornido delantero, la gran amenaza para el Málaga el domingo en el Francisco de la Hera, tuvo que ganarse la vida como obrero de la construcción, instalador de aires acondicionados, camionero u oficinista de Bicing trabajando de siete a tres de la tarde. Una de las peores etapas fue la de repartidor para la firma barcelonesa Tainer, labor que ejerció durante dos años. Recogía la mercancía en el Puerto de la ciudad condal y en ocasiones tenía que acudir conduciendo hasta Francia. «Estuve a punto de salirme de la carretera dos veces con el camión porque me quedaba dormido. Tenía que cambiar eso», ha reconocido en entrevistas.

PERFIL

FICHA PERSONAL
Fecha y lugar de nacimiento
12-9-1986, Barcelona.
Altura y peso
1,90/86 kilos.
Trayectoria:
Bon Pastor, Gramenet infantil, Badalona cadete, Alzamora (Primera Regional), Premiá (2009-10), Espanyol B (2010-11), Cornellá (2011-13), Badalona (2013-14), Olot (2014), Cornellá (2015-2018) y Extremadura (2018-...).
SUS LOGROS
Máximo goleador histórico de dos clubes, el Cornellá (46 dianas en 98 partidos) y el Extremadura (23 en 33).
Dependencia
Lleva 13 de los 21 gles del Extremadura este curso.
DIANAS
Cuatro goles en un partido
Lo logró el pasado fin de semana en Elche y no se lograba en Segunda desde 2005 (Mario Bermejo).
Dos 'hat-trick' fuera (ante Majadahonda y Reus)
No se lograba en Segunda desde Nebot (Mestalla) en la Liga 1968-69.

Puede que sólo Gallego creyese en llegar adonde lo ha hecho. Comenzó a jugar en su barrio, el de Buen Pastor, próximo a Santa Coloma de Gramanet, y tuvo un largo peregrinaje por clubes de Tercera catalanes y alguno de Segunda B. Que sus condiciones eran prometedoras lo atestigua el hecho de su fichaje con el Espanyol B, en el que sólo estuvo una temporada, la 2010-11 (ya con cierta edad para un filial), pero es que hasta los 22 años sólo había estado en Segunda Regional.

Un año de explosión

En realidad la explosión real del 'tanque' catalán llegó al comienzo de la temporada anterior, ya entrado en la treintena, y en el Cornellá, donde cubría un segundo ciclo de tres campañas. Su rendimiento y confianza iban a más cada curso, pero nada como lo de marcar 18 goles en media temporada en Segunda B. Se salía en el grupo III de la categoría, siempre uno de los más exigentes, y el Extremadura decidió pagar un traspaso por sus servicios pese a su edad: 200.000 euros. No le ha salido mal la apuesta al club de Almendralejo, con el que tiene contrato hasta 2020. Fue uno de los artífices del ascenso a Segunda, del regreso de un representante de la región al fútbol profesional, y en este arranque de temporada se ha vuelto a salir.

Pocos podrían pensar en que un debutante de 32 años en Segunda se adaptaría con tanta rapidez a la categoría, de la que es ahora 'pichichi' destacado. Con trece tantos aventaja en cuatro a Quique (Deportivo). Sin un reparto muy equitativo, con sendos 'hat-trick' en las visitas al Majadahonda y el Reus y un 'póker' en Elche, el 'gigantón' va casi a gol por encuentro (se llevan catorce citas) y él solo totaliza ya más dianas que ocho conjuntos de la competición. No en vano, el Extremadura, en zona de descenso, marca más goles (21) que su próximo rival, un Málaga (19) en puesto de ascenso directo.

Los que conocen bien a Enric Gallego reconocen que ha mejorado mucho técnicamente. Es un jugador muy combativo en el cuerpo a cuerpo, excelente cabeceador y nada torpe por bajo. Casado y con dos hijos, su vida ha dado un giro inesperado. La fe le ha llevado a triunfar.

 

Fotos

Vídeos