Al-Thani, contrario a traspasar jugadores en el mercado invernal

Ricca (en primer plano), en el entrenamiento de ayer. /Germán Pozo
Ricca (en primer plano), en el entrenamiento de ayer. / Germán Pozo

El presidente cierra la puerta a la venta de titulares en el equipo actual e incluso a aceptar la oferta del Alavés por Jony

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

«Algunos de nuestros jugadores que cuentan todos los domingos tienen ofertas de España y de fuera». Así se expresaba el director deportivo, José Luis Pérez Caminero, el pasado viernes en la presentación del delantero ucraniano Seleznov. Tres días después, la edición en Vitoria de 'El Correo' adelantó que el Alavés está interesado en el fichaje de Jony, al que ya tiene cedido durante esta temporada. En el seno del Málaga existe en estos momentos un debate interno, porque de un lado los gestores y la dirección deportiva no ven con malos ojos la desvinculación del asturiano. Sin embargo, el presidente y propietario, Abdullah Al-Thani, ya ha reiterado que es contrario a traspasar jugadores en el mercado invernal.

En el club piensan más a medio plazo y consideran que un ingreso ahora permitiría cubrirse las espaldas en caso de que el equipo no ascendiera

De antemano conviene apuntar que la única oferta recibida en La Rosaleda por un jugador malaguista ha llegado desde Vitoria por Jony (en torno a los dos millones), aunque es cierto que otros equipos han tanteado la disposición del club a dejar salir a determinados jugadores de la actual plantilla (Ricca, Adrián o Blanco). Es decir, en lo que respecta a propuestas en firme sólo ha llegado la que atañe al extremo zurdo.

Cerca de Abelardo

Internamente, en el Málaga, ven interesante esta operación. Para empezar, porque a partir del 1 de julio a Jony sólo le quedaría un año de contrato y está claro que el asturiano prefiere ligar su futuro al de su actual entrenador, Abelardo, o al equipo vitoriano (en el que se ha asentado) antes que al conjunto de Martiricos, en el que no terminó de adaptarse. Precisamente por estas dos razones (la contractual y la deportiva) no se contempla al extremo como futbolista para el futuro proyecto del club.

Independientemente de ello, los gestores del Málaga, que tienen que lidiar con las apreturas del tope salarial, también valoran que una posible salida en este mercado invernal contribuiría a cubrirse las espaldas cara al ejercicio próximo en caso, no deseado, de que el equipo no lograra retornar a Primera. Cabe recordar que el club ingresó de una tacada (tenía la opción de hacerlo en dos años) la compensación por el descenso. No sólo se trató de una apuesta decidida por el ascenso, sino también obligada en cierto modo por determinadas fichas elevadas de los jugadores y las llamadas 'amortizaciones' por fichajes de años anteriores, como Keko, Rolón o Cecchini.

El jeque no quiere perder activos del club y tampoco desea que al Málaga dé la imagen de 'equipo menor'

En este aspecto, se piensa más en el futuro que en el presente. Aunque un traspaso permitiría más margen de maniobra para incorporar en la próxima quincena a algún jugador más que al centrocampista defensivo previsto en la planificación, en las oficinas de La Rosaleda se mira más a medio plazo, con vistas a la próxima temporada. Primero, porque la situación se tornaría muy complicada de no alcanzarse el objetivo del ascenso (y afectaría enormemente a todos los estamentos), y segundo, porque de aquí a junio la dirección deportiva tendría más opciones para negociar la incorporación de algún jugador interesante que pudiera adaptarse al futuro proyecto del equipo independientemente de la categoría en la que compitiera.

Los titulares, fundamentales

Frente a esa tesis interna está la expuesta en varias ocasiones las últimas semanas por Al-Thani. La postura del presidente en clara: no quiere traspasos de jugadores. Sí entiende que determinados futbolistas deben salir porque no han cuajado en el proyecto (ya lo ha hecho Haksabanovic y puede seguirle Héctor), pero no que el club se desprenda de hombres que son fundamentales en la actualidad para el entrenador o de otros que, estando cedidos, suponen un activo para el club. Por esa razón, y aunque el jeque sí ha transigido en varias ocasiones cuando ha entendido que los argumentos eran válidos, se antoja muy improbable que alguno de los titulares con Muñiz vaya a salir traspasado durante este mes de enero.

Internamente se valora que a Jony le quedaría un año, que no entra en el proyecto y que él tampoco quiere volver

La incógnita se centra en si Al-Thani cambiará o no de opinión respecto al caso de Jony con el paso de los días. En este aspecto el presidente malaguista tampoco ha dado su brazo a torcer de momento porque tampoco quiere que el Málaga dé la imagen de 'equipo menor' o necesitado. No obstante, dadas la situación contractual del asturiano y también las escasas opciones de que este pueda contar en el futuro, no debe descartarse que el planteamiento del presidente pueda variar con el paso de los días. Otra cuestión es que él entienda que la oferta realizada desde Vitoria (en torno a dos millones) se ajuste al valor de mercado del extremo, que hasta el momento ha sido titular indiscutible en la primera vuelta con Abelardo. Por ejemplo, en las últimas horas el Leganés ha pagado en torno a 2,5 millones por el lateral izquierdo Kravets, de Lugo. Pero en estos momentos, la postura del presidente blanquiazul obedece más a una cuestión de imagen y de pérdida de potencial.

 

Fotos

Vídeos