El juicio por el 'caso BlueBay', aplazado hasta el 21 de febrero

El jeque Al-Thani, rodeado de los periodistas que acudieron ayer a la Ciudad de la Justicia / Foto: Salvador salas | Vídeo: Pedro J. Quero

El esperado juicio, al que acudió Al-Thani y otros testigos, queda pospuesto. Se mantiene la incógnita sobre qué ocurrirá con el control del Málaga tras la suspensión de la vista prevista para ayer

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORAMálaga

El juicio por el 'caso BlueBay' acumula un nuevo capítulo de demoras. En la anterior ocasión aparecieron unas querellas de última hora, mientras que ayer fue por culpa de un problema procesal que podía llevar más tarde a la anulación. La expectación creada quedó completamente frustrada. Acudieron el jeque Abdullah Al-Thani y el resto de protagonistas, que esperaron de una forma estoica para nada. Muchos de ellos se habían desplazado desde muy lejos y al final no hubo declaraciones, interrogatorios ni vista. Se suspende y queda fijado de nuevo para el jueves 21 de febrero, a las 9.30 horas, según anunció el responsable del juzgado número 12 de primera instancia de la Ciudad de la Justicia, Ramón Jiménez León.

La clave se centró en la ausencia de Abdullah Ghubn, que estaba en la demanda. Pero los letrados de ambas partes también discreparon a la hora de calificar a unos y otros como parte o testigos. Al final sí se aclaró este último aspecto, si bien el primero seguía en el aire, por lo que suspendieron el juicio para no incurrir en un motivo de nulidad posterior. De esta forma, las dudas se mantienen sobre quién controlará el club en el futuro. En este proceso, BlueBay solicita al juez que la propiedad y la gestión de la entidad de Martiricos pase a manos de NAS Spain 2000 (participada en un 51 por ciento por el jeque y un 49 por ciento por la hotelera), como estaba hace unos cinco años. En tal caso sería BlueBay quien se hiciera cargo del control de esa sociedad y del club.

La ausencia de Ghubn, un problema procesal

El exvicepresidente del club Abdullah Ghubn estaba incluido en la demanda de BlueBay, por lo que debía personarse. Ya no lo hizo en la vista previa, aunque sí estuvo en la causa penal. Algunas fuentes aseguraron que a Ghubn no le ha llegado la notificación. Esta ausencia derivó en el aplazamiento. El abogado de BlueBay Carlos Aranguren explicó por qué se llegó a esta conclusión: «Para evitar una posterior anulación por un error, ha sido necesario suspender el juicio con el acuerdo de todos. Es una cuestión de tipo procesal. Ahora se declarará en rebeldía –se refiere e Ghubn–».

A excepción de Ghubn, los citados, encabezados por el jeque, se dieron cita en la Ciudad de la Justicia desde primera hora de la mañana. Además de Al-Thani, acudieron el que fuera vicepresidente Moayad Shatat, el exdirector general Vicente Casado o el actual responsable de los servicios jurídicos, Joaquín Jofre. Por parte de BlueBay, además de los letrados, se personaron el propietario de la compañía, Jamal Satli Iglesias, y el director general, Gonzalo Hervás.

El jeque llegó pronto

Media hora antes del juicio, previsto para las diez de la mañana, apareció Al-Thani. Viajó desde Catar el viernes anterior y ayer se personó muy pronto en el juzgado para ser sometido a un interrogatorio, pero fue imposible. A su entrada a la Ciudad de la Justicia comentó que se encontraba preparado para la cita: «Estoy tranquilo; espero que todo salga bien». Es previsible, de esta manera, que también acuda a la nueva vista oral de febrero, aunque ahora tiene previsto marcharse.

Este nuevo retraso, sin embargo, ha sido entendido por parte de BlueBay como una estrategia de los abogados del jeque para evitar que se celebre el juicio. En este sentido, el máximo responsable de la hotelera, Jamal Satli Iglesias, se mostró molesto por el aplazamiento. «Esperábamos que se celebrara el juicio, pero desgraciadamente no ha sido posible por una maniobra más del señor Al-Thani, de tantas como ha hecho, y que sólo sirve para sus intereses y no para el club. Esperamos que se aclare lo antes posible», declaró.

Jamal Iglesias:«El juicio no ha sido posible por una maniobra más del señor Al-Thani»

Más tarde fue la propia compañía BlueBay la que hizo un comunicado lamentando la demora. «Creemos que el Málaga necesita una gestión sólida, transparente, responsable y comprometida con el club. A la altura del equipo y de la afición. Este nuevo retraso genera incertidumbre y perjudica al club. Una vez más el señor Al-Thani vuelve a dilatar el proceso. Confiamos en la justicia. Volveremos a declarar en febrero con la esperanza de que por fin se pueda dirimir sobre el fondo del asunto, dice la nota.

Más

Moayad Shatat, exvicepresidente, Joaquín Jofre, abogado del club y Jamal Iglesias, propietario de BlueBay. / Salvador Salas

Gonzalo Hervás, a la izquierda.
Gonzalo Hervás, a la izquierda. / Salvador Salas

Vicente Casado, ayer.
Vicente Casado, ayer. / Salvador Salas

Al-Thani, sobre posibles refuerzos: «Ya veremos lo que hace Caminero»

Tras el juicio, el jeque Abdullah Al-Thani también se refirió a la actualidad del equipo blanquiazul y su futuro más inmediato. En relación al mercado invernal, el presidente del club fue muy comedido, dejando abierta la puerta a la llegada de refuerzos, si bien en esta ocasión delegó por completo en el director deportivo a la hora de buscar estos fichajes de enero. «Hay muchas posibilidades, ya veremos lo que hace Caminero, la decisión final es suya. Muchas gracias a todos por el apoyo», indicó.

Al-Thani, sin embargo, se mostró optimista en relación a las posibilidades del equipo y también defendió el nivel de la plantilla para afrontar el campeonato. «El equipo va bien, lo apoyamos. Espero que vuelva a Primera, tenemos muchos jugadores y creo que podemos mejorar. Quizás tuvimos mala suerte el sábado (en el encuentro ante el Granada), pero ojalá podamos estar la próxima temporada en Primera. Tenemos un equipo de Primera, no de Segunda», declaró.

Respecto al frustrado juicio y a su estancia en Málaga, el jeque explicó tras la suspensión de la vista oral que quiere que todo se resuelva, si bien ya no habrá más opciones hasta el 21 de febrero. «Estoy bien, ya veremos la segunda parte. Esperamos la decisión final lo antes posible», subrayó, mientras que confesó que desconoce dónde se encuentra su primer hombre de confianza cuando llegó al Málaga en el verano de 2010: «No sé nada sobre Abdullah Ghubn».

Asimismo, es previsible que el jeque acuda a la cita programada ahora para febrero, ya que volverá a ser muy importante para él, aunque aseguró que no seguirá en la ciudad en los próximos días. «No. Tengo un viaje de trabajo, pero quizás vuelva después», destacó el presidente del club de Martiricos. Su principal objetivo al regresar después de más de un año y medio de ausencia se centraba en acudir al juicio de ayer, aunque viajó ya unos días antes para estar presente en La Rosaleda en un atractivo derbi ante el Granada, que finalmente concluyó con una derrota del cuadro blanquiazul.

 

Fotos

Vídeos