Al-Thani por fin desbloquea al Málaga con el traspaso de Ontiveros al Villarreal

Al-Thani por fin desbloquea al Málaga con el traspaso de Ontiveros al Villarreal

Da el visto bueno al acuerdo con el Villarreal en la víspera del comienzo de la Liga, lo que abre la puerta a la inscripción de Cifu y Okazaki

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Fue ayer, poco después del mediodía. En la víspera del comienzo de la Liga, Abdullah Al-Thani por fin desbloqueó al Málaga. El presidente del club dio el esperado visto bueno al acuerdo alcanzado con el Villarreal para el traspaso de Ontiveros, una operación crucial (en realidad la única) para que la entidad comience a ver una luz al final del túnel en su objetivo, nada fácil, de adaptarse a la nueva realidad económica. La venta del marbellí, el principal activo tras su brillante final de temporada, es el primer paso en el capítulo de ajustes que deben acometerse, primero para adaptarse al tope salarial fijado por LaLiga y también para evitar riesgos de impagos durante la temporada, lo que acarrearía la exclusión del campeonato de Segunda (como le sucedió al Reus el pasado enero).

El sí de Al-Thani a la resolución del 'caso Ontiveros' ya se veía venir cuando por la mañana el propio extremo se despidió de sus compañeros en el estadio Ciudad de Málaga. No era en absoluto una garantía de que el traspaso se formalizara al ciento por ciento visto lo sucedido el jueves con Santos (se marchó a Madrid para pasar reconocimiento médico y tuvo que regresar debido a que al presidente no le convencía el acuerdo alcanzado). No obstante, era obvio que el Málaga no iba a tropezar en la misma piedra, así que se antojaba casi seguro que la gestión sí iba a contar con el beneplácito del propietario.

Ahora el Málaga, a toda prisa y contra el reloj, trata de que el traspaso de Ontiveros se formalice a tiempo para que LaLiga permita la inscripción de algún jugador. El margen no es excesivo –lo que dice mucho de la situación del club cuando el acuerdo es por más de siete millones–, así que el club confía en que sea suficiente para incluir en la convocatoria al único fichaje hasta el momento, el delantero japonés Okazaki, y a un jugador que tiene nuevo contrato con el Málaga a fecha 1 de julio, en este caso Cifu. El granadino sí se ajustaría a esos parámetros, independientemente de que es ilógico asumir riesgos con otros futbolistas candidatos a la titularidad a los que se pretende dar salida.

Todo va a depender de que no surjan inconvenientes en la redacción de los documentos (cuestión que estaba más que encarrilada) o en el reconocimiento médico que pasará hoy el marbellí. Pero es evidente que la postura de Al-Thani de enrocarse durante no pocos días obliga ahora a pisar el acelerador y también a confiar en que LaLiga acceda a la inscripción de los dos futbolistas.

Sólo nueve profesionales

Porque, de lo contrario, el panorama para Víctor sería muy complicado: sólo podría contar con nueve profesionales en la cita en El Sardinero. Se trata de Munir, Lombán, Luis Hernández, Diego González, Juan Carlos, Boulahroud, Renato, Dani Pacheco y Adrián. De disponer finalmente del lateral y el punta japonés, el panorama mejoraría considerablemente y el riesgo de alineación indebida (se incurre en ella de contar con menos de siete profesionales en el terreno de juego) se aliviaría.

Como adelantó ayer SUR, visto el panorama, el técnico medita apostar por un sistema con tres centrales (así lo ha trabajado en los últimos días). Si pudiera contar con Cifu y Okazaki, el once probable lo integrarían Munir; Cifu, Lombán, Luis Hernández, Diego González, Juan Carlos; Renato, Keidi, Adrián, Dani Pacheco, Okazaki. Hasta podría permitirse el 'lujo' de dejar en el banquillo a Boulahroud. Si no fuera factible disponer del lateral granadino y del punta nipón, el madrileño tendría que contar con otro filial, Ismael (como 'carrilero' derecho) o Hugo (en punta, con Renato en la función de Cifu).

En cualquier caso, conviene incidir en que nunca se produjo una presencia tan masiva de futbolistas no profesionales en una convocatoria del Málaga. Esta vez son hasta diez: los guardametas Kellyan y Gonzalo, el lateral derecho Ismael, el central Luis, el lateral izquierdo Cristo, el extremo Hicham, los centrocampistas Keidi, Ramón e Iván Jaime, y el medio punta Hugo.

Mientras tanto, espera su turno José Rodríguez, que será la segunda incorporación del Málaga. En este caso ya se cuenta con la ventaja de que Al-Thani ha dado el visto bueno a su fichaje. Únicamente queda la rúbrica en un documento para que el club haga oficial la contratación del centrocampista, que ya vistió la elástica blanquiazul con escasa fortuna en la segunda parte de la temporada 2016-2017.