La amenaza del Málaga tiene nombre: Machís

Machis celebra un gol ante el Zaragoza en un 3-3 en el Carranza. /Antonio Vázquez
Machis celebra un gol ante el Zaragoza en un 3-3 en el Carranza. / Antonio Vázquez

Con ocho goles y una asistencia en sólo once partidos, el atacante venezolano del Cádiz es la gran preocupación del equipo blanquiazul cara al lunes

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

¿Es Darwin Machís el mejor jugador de Segunda? Sin haber competido en ella todo lo que va de temporada (debutó en febrero con el Cádiz), para muchos sí, aunque tenga competencia en jugadores como Roberto Torres (Osasuna) o Quique (Deportivo) o Enric Gallego, este antes de dejar el Extremadura por el Huesca a mitad de temporada. Aun frente a ellos es difícil encontrar un jugador más determinante que el venezolano, al que le toca sufrir el Málaga el lunes en el Ramón de Carranza.

La amenaza tiene nombre y apellidos, pero lo que más duele a estas alturas es que el atacante estuvo cerca de recalar en el cuadro de La Rosaleda, que fue una de las muchas novias que le salió al jugador en el último mercado invernal ante su inactividad en el Udinese y sus ganas de salir.

Dado su rendimiento reciente en Segunda, una categoría que le va como anillo al dedo (catorce goles y seis asistencias en el Granada en 33 partidos en la 2017-18 y nueve goles y seis asistencias en 38 encuentros en el Huesca de la 2015-16), era normal que Muñiz y Caminero hubieran analizado su incorporación, como reconoció su agente Álvaro Torres, director general de You First Sports Futbol Spain. Machís tuvo propuestas de clubes de Primera italianos y españoles (entre ellos, el Girona, el Rayo Vallecano y el Huesca) y, así las cosas, resultaba más difícil que una entidad de Segunda se pudiera llevar el gato al agua.

Pero lo logró el Cádiz, y no necesariamente por la sintonía ya conocida con la familia Pozzo, propietaria del Udinese. El club asumió la ficha del jugador de lo que quedaba de campaña (medio millón de euros brutos) y los cerca de seis millones de opción de compra obligatoria en caso de ascenso a Primera al final de la campaña.

Protagonista casi siempre

Si bien a Machís le cuesta crecerse en la élite (no ha triunfado en sus dos últimos intentos, en el Udinese y el Leganés), en Segunda es notorio que marca las diferencias. Que un jugador de esta categoría lleve ocho dianas y una asistencia en sólo once partidos disputados habla mucho de su capacidad. Sin ir más lejos, el tucupitano ha dejado dianas o pases de gol en sus últimas cuatro actuaciones: un gol al Zaragoza en el 3-3 en el Carranza, un 'hat-trick' en Las Palmas (0-3) en apenas nueve minutos (lo que va del 85 al 94), el tanto decisivo ante el Numancia (2-1) a segundos del final, y el pase de gol a Rennella en el empate a uno en Majadahonda de hace unos días.

Su capacidad para ver puerta en los minutos de añadido hablan a las claras de su facilidad para influir en cualquier resultado cuando se le propone. Porque Machís también fue el autor del 1-2 en Alcorcón en el 91, en otro triunfo vital cara a las aspiraciones de ascenso del cuadro amarillo, rival directísimo de los malaguistas, que suman un punto menos y que ya ganaron en el duelo celebrado en La Rosaleda (1-0) en la primera vuelta.

Puede perderse un hipotético 'play-off' de su equipo si es convocado por Venezuela para la Copa América  

El Cádiz arrebató su cesión al club de La Rosaleda asumiendo medio millón de euros brutos de ficha y casi seis millones de opción de compra

Pero entonces no estaba en el rival Machís, un jugador que es pura potencia y velocidad. Su capacidad para perforar las porterías rivales es directamente proporcional a los espacios libres de los que pueda disponer a la espalda de las defensas, con lo que las vigilancias defensivas de los zagueros malaguistas serán clave. Pero además Machís, al que es muy difícil derribar en el cuerpo a cuerpo, puede presumir de un excelente golpeo de balón y se beneficia de las sinergias de un equipo bien dotado en las bandas, con especialistas como Izquierdo, Manu Vallejo (otra de las revelaciones de la temporadas), Salvi Sánchez o Querol. Dentro del 4-4-2 habitual en el Cádiz, Álvaro Cervera, que comparte agente con Machís, no suele repetir la fórmula de ataque, y ahora está haciendo coincidir en punta al venezolano con Rennella, mientras que Lekic queda postergado. Pero, ¿tiene alguna contraindicación Machís? Sólo una: se perdería el 'play-off' de ascenso si es convocado para la Copa América por Venezuela.