¿La Andaluza tiene competencias para descender a equipos de Tercera?

Reunión de la comisión ejecutiva de la Andaluza el pasado lunes. /RFAF
Reunión de la comisión ejecutiva de la Andaluza el pasado lunes. / RFAF

Clubes afectados por el caos generado en el grupo IX, además de buscar una defensa en el ámbito judicial, dudan que la federación regional pueda tomar estas decisiones

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

«La Tercera División del fútbol español es una competición oficial de ámbito estatal, por lo que esta Real Federación Española de Fútbol es la única y exclusiva competente para su reglamentación, ordenación y organización». Este escrito fue enviado por el organismo que preside ahora Luis Rubiales a una territorial tras la aparición de un conflicto en esta categoría. De ahí que clubes afectados por los masivos descensos en el grupo IX, un total de ocho (cuatro de ellos malagueños), se cuestionen la decisión adoptada por la federación regional. ¿La Andaluza tiene realmente competencias para tomar la decisión que adoptó al comienzo de semana?

Cuando los descensos se producen de forma natural y alcanzan a un máximo de cinco equipos, como se preveía en un principio, las decisiones forman parte de la normalidad y nadie se cuestiona quién tiene las competencias. Pero ya aparecen las primeras incógnitas cuando se decide que bajen tres equipos más, todos ellos malagueños, como consecuencia de una reducción de los participantes del grupo a 20 (dos menos) y del arrastre de los tres descendidos de Segunda B que deberán incorporarse al grupo IX, como ha sido el caso.

Y las dudas llegan porque la Española contempla en su reglamento que ocurra esta excepcionalidad, recogida en el primer párrafo del artículo 195. En ese caso, la normativa prevé que el grupo se amplíe a 22 equipos o que, como en esta ocasión, no se rebaje a 20, aunque la asamblea decidiera que habría que quitarle dos equipos (ahora no es el momento, mientras que el año anterior sí fue factible por no darse razones especiales, y no se hizo). Los precedentes son muy importantes, y generan agravios.

En cuanto a las competencias de la Andaluza, cabe añadir que su comisión ejecutiva fue la encargada de decidir que descenderían ocho equipos y aseguraban en el escrito que tienen poder para hacerlo (no se lo han comunicado a los clubes, sino que sólo lo publicaron en su web). Pero los propios estatutos de esta federación regional dejan claro hasta dónde pueden llegar el organismo autonómico, según consta en su reglamento.

Los clubes afectados, en cualquier caso, tienen previsto acudir a las instancias necesarias, ya sea el TAD o los tribunales ordinarios, para resolver este asunto y defenderse de lo que consideran una injusticia que podía tener solución todavía. Los cuatro equipos malagueños descendidos son el San Pedro, el Rincón, el Torremolinos y el Alhaurino, si bien son los tres últimos los que se sienten perjudicados, ya que se quedaron por encima de las cinco últimas posiciones.

La Andaluza, de hecho, en un escrito enviado a los clubes el 15 de abril, dejaba abierta la posibilidad de que el grupo se quedara en 22 otra vez si se daban las circunstancias excepcionales, como así ha sido (el descenso de tres equipos de Segunda B). Además, la federación regional no tuvo en cuenta la unificación de horarios, ya que los cinco últimos ya estaban descendidos en la jornada que cerraba la competición. De lo contrario, los equipos afectados consideran que se habría producido una irregularidad.

Los clubes piden que no se reduzca en esta ocasión el grupo en dos equipos, ya que se dan las circunstancias excepcionales previstas y también aportan otras salidas para que sólo desciendan cinco, como sería la incorporación de algún equipo a otros grupos. Ahora, por ejemplo, dos equipos de Almería están incluidos en la Murciana, que dispone de un grupo para una población inferior a la de la provincia de Málaga. Podría incorporarse otro. Y en el otro grupo andaluz, el X, sólo descienden tres equipos y se queda reducido a 20. Aquí también habría cabida para más equipos...