Apoyo unánime del vestuario a Miguel Torres

Torres, en La Rosaleda. /Ñito Salas
Torres, en La Rosaleda. / Ñito Salas

Los jugadores del Málaga explican en zona mixta que respaldan al defensa madrileño y que no aprueban los pitos de la grada hacia su compañero

MARINA RIVAS

Tras el pitido final en el duelo ante el Elche en casa, los jugadores del Málaga se marcharon al vestuario, no sin antes agradecer a la afición por estar presente en este último partido de Liga. Sin embargo, no fue suficiente para la Rosaleda. Apenas unos minutos después, el público pidió que volviera al césped todo el equipo y así fue. Incluso Miguel Torres volvió a ponerse bajo los focos, pese a la sonada pitada que recibió en su salida al campo en la segunda parte, como el primer cambio del Málaga.

En este momento, el equipo volvió a agradecer el apoyo a la afición pero no todo fue alegría, porque, en señal de compañerismo y respeto en el vestuario, sus compañeros se mostraron muy molestos con el trato del público hacia el defensa madrileño y dieron la cara por él.

Así lo contó el portero Kieszek en la zona mixta. Llegó a comparar a Torres con su mujer o cualquier otro miembro de su familia y explicó que no puede respetar a una afición que pita a un compañero. «Yo no conocía a Miguel Torres, lo conozco desde esta temporada y me parece un gran profesional, trabaja siempre y no puedo decir nada malo sobre él. Si los aficionados pitan a mi mujer o a mi madre, una persona de mi familia, yo no voy a respetar a los aficionados. Miguel Torres es nuestra familia también, nos tenemos que respetar todos y todos juntos vamos a subir», aseguró.

De la misma forma, aunque algo más escueto, Diego González, que también valoró la situación en zona mixta, explicó: «La afición estaba pidiendo que saliéramos y hemos salido, hemos celebrado con ellos la victoria también con Miguel, que es un gran profesional y está con nosotros desde el principio y obviamente, todos tenemos que apoyarle».

Apoyo unánime tras la actuación de la grada, que pitó al madrileño en su salida al terreno de juego e incluso cada vez que tocó balón. Asimismo, en rueda de prensa, el técnico del Málaga Víctor Sánchez del Amo también mostró su apoyo incondicional y defendió al jugador, explicando que si el público le señala de esa forma es porque realmente no le conoce.