El ascenso directo, misión casi imposible para el Málaga

Ontiveros se cuela entre Salva Sevilla y Aridai. /Ñito Salas
Ontiveros se cuela entre Salva Sevilla y Aridai. / Ñito Salas

El equipo de Víctor se queda a nueve puntos, más el 'goal average' en contra, del segundo con dieciocho en juego

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

De una semana a otra, el Málaga ha pasado de salirle las cuentas del ascenso directo a contemplar como una misión imposible la posibilidad de acabar la Liga entre los dos mejores. Su derrota el sábado y el triunfo ayer del Granada (en casa ante el Gimnàstic) se lo ha puesto en chino. Se ha quedado a nueve puntos de distancia y con el 'goal average' en contra. Es decir, a un mínimo de cuatro jornadas de plazo para darle alcance a su vecino, cuando ya sólo quedan seis. O cuando ya sólo hay dieciocho puntos en disputa. Sería necesario poco menos que un milagro, a pesar de que los rojiblancos tengan que dilucidar aún cuatro duelos directos (ante el Oviedo, el Albacete, el Cádiz y el Mallorca).

De esta forma, el interés se centra ahora en mantener la actual plaza de 'play-off' y en llegar en el mejor momento de forma y confianza a la decisiva fase de ascenso, algo en lo que el equipo no va mal encaminado con el giro en el juego con Víctor Sánchez del Amo. A pesar de que el Málaga puede presumir de ser el único conjunto que se ha movido todo lo que va de campeonato entre las seis primeras posiciones, esta realidad peligra más que nunca cara a la próxima jornada, en la que ha de visitar al Cádiz y defiende una renta cada vez menor respecto a los perseguidores. Y es que el Málaga continúa sexto (con 58) una semana más, pero ya con un solo punto de ventaja respecto al séptimo, el Deportivo, y con dos en relación al octavo, el Oviedo. Esto hace que el equipo tenga muy poco margen de error para seguir en zona de privilegio más tiempo. La única buena noticia es que el Sporting de Gijón no fue capaz de ganar ayer en El Molinón al Elche (1-1) y se aleja de la pelea desde el noveno puesto (con 54).

Sin embargo, el denominador común en las dos últimas jornadas ligueras en Segunda División ha sido que los equipos que pelean en las dos primeras posiciones fallan cada vez menos. A excepción de duelos directos, resulta cada vez más complicado que se registren sorpresas en los resultados. Así las cosas, el Málaga se ha quedado a dos puntos del Cádiz (que suma 60 después de empatar en Majadahonda, por 1-1, ayer al mediodía), a tres del Mallorca (61), su verdugo el sábado, y a seis del Albacete (64), tercero aún pero el único derrotado, con un 2-0 en El Sadar y con dos expulsados en sus filas.

Notas positivas

Cabe recordar que la posición final del Málaga, aun en el caso de clasificarse para la fase de ascenso, no es baladí, ya que el ubicado en mejor puesto juega en casa el partido de vuelta y se clasificaría en caso de empate al final de una hipotética prórroga, sin tener que acudir a la lotería de los penaltis.

Lo único positivo para el cuadro de Martiricos es que sigue con la baza a su favor de que ya ha ganado una de sus seis citas pendientes, la de dentro de tres jornadas en Reus, que se ha retirado de la competición, y que será el último en competir en la próxima entrega. Y es que cerrará en el Ramón de Carranza la trigésima séptima, conociendo ya todos los marcadores producidos en el fin de semana, aunque esto puede suponer también un factor añadido de presión si los resultados son los menos favorables posibles.