El Malagueño, condenado en las segundas partes (0-1)

El Malagueño, condenado en las segundas partes (0-1)
Germán Pozo

El equipo blanquiazul vuelve a perder y sigue sumido en la última plaza de Segunda B

Emilio Morales
EMILIO MORALESMálaga

El día de marmota. El Atlético Malagueño volvía a la Federación tras dos partidos fuera de casa, en los que encadenó derrotas. Parecía que la vuelta a cada podría ser un aliciente, pero el farolillo rojo de la tabla con solo un punto en doce jornadas volvió a bajar la guardia en la segunda parte y lo pagó.

Un gol de Óscar en el minuto 60 dio la victoria a un Melilla que sabía a lo que venía, y que mantiene los puestos de 'play-off'. Con respecto a los locales, a los que no se les puede achacar actitud, lo que falta es experiencia y nivel. La vorágine en la que están sumidos los jugadores del filial malaguista parece interminable.

Los locales apretaron en el ocaso del encuentro, y es cierto que esta vez gozaron de más ocasiones de las habituales, pero la falta de gol es alarmante. Los delanteros pasan por una crisis que de momento parece incurable: tres goles en lo que va de campeonato.

Tocado y casi hundido. El Malagueño vuelve a ser víctima de la desconcentración en la segunda parte. Óscar salió y besó el santo, y el Melilla se dedicó después a defender la renta mínina. Le salió bien, como a todos los equipos que visitan la Federación. La situación, a día de hoy, es insostenible.

 

Fotos

Vídeos