El Malagueño rescata un punto

Sanlúcar, en un partido. /Germán Pozo
Sanlúcar, en un partido. / Germán Pozo

Un gol postrero de Joel permite empatar a un equipo filial reforzado con Hicham

Emilio Morales
EMILIO MORALESMálaga

Es complicado hacer una lectura del resultado del Atlético Malagueño este domingo. En primer lugar, su empate, por la situación en la tabla en la que está, no vale de mucho. Mucho menos aún cuando fueron los propios locales los que se adelantaron en el marcador en los primeros veinte minutos de encuentro. No obstante, si analizamos cómo se desarrolló el choque, sobre todo en su fase final, se puede entender que los malaguistas den por bueno el empate, ya que se llegó al minuto 90 con el 1-2. Fue Joel el que puso la igualada un suspiro antes de que el colegiado señalase el final.

Siguiendo un orden cronológico, los primeros compases del encuentro fueron para los chicos de Manolo Sanlúcar. La sorpresa para todos los aficionados fue la alineación de Hicham, que demostró que está por encima de la categoría. El atacante tiene lo que ninguno de sus compañeros del filial, calidad y temple suficiente para no aumentar sus latidos y revoluciones cuando está delante de la portería. Suyo fue el primer gol después de una gran jugada de Alberto por la banda izquierda.

Lo que parecía por fin un partido plácido para los blanquiazules no fue más que un espejismo, ya que el Badajoz empezó a entrar en juego y atacar insistentemente a la portería de Samu Casado. Fue Juande, zaguero malaguista, el que sin quererlo introdujo el esférico dentro de las mallas de su propio equipo. Empate a uno. El árbitro señaló el camino hacia los vestuarios, y en la grada había un claro sabor agridulce ante lo sucedido.

En la segunda parte lo que pretendía ser una estampida malaguista hacia la portería rival fue todo lo contrario. El Badajoz, motivado por el empate, comenzó a adquirir galones en el encuentro. Llegó el momento de uno de los puntos flacos del Atlético Malagueño: las jugadas a balón parado. Fue Morgado el que con un buen testarazo puso a su equipo por delante y a los blanquiazules de nuevo se quedaron muy tocados moralmente.

El murmullo volvía a apoderarse de la grada del campo de la Federación. Todo parecía perdido, las cuentas no salen y era tangible que los muchachos estaban pasando por un momento de ansiedad en cuestión de juego. No obstante, los malaguista siguieron peleando, una cualidad que les ha caracterizado durante toda la temporada. Las cosas suelen ir mal, pero ellos le ponen raza a cada balón y cada jugada.

Llegó la recompensa, si es que se le puede llamar así. En el minuto 90, justo antes de que el colegiado señalase el final del cuentro, Joel cazó un rechace que dejó el cuero en tierra de nadie. Con un buen zapatazo fue capaz de batir al meta rival y poner el 2-2. Por cómo iba el partido fue un éxtasis para todos, aunque en frío se asume que este punto no vale para optar pronto a salir de una zona de descenso en la que ya es seguro que acabará este año 2018.

2 Malagueño

Samu Casado; Ismael Casado, Chica, Juande, Alberto; David Ramos (Joel minuto 67), Keidi, Deco, Iván Jaime, Hicham y Grasa

2 Badajoz

Kike; Juanjo (Cristian, minuto 69), Zabaleta, Mario, Morgado, Kamal, David (Gidoncha, minuto 84), Damián, Ezquiel (Eder, minuto 71), Francis Ferrón e Higón.

goles.
1-0, minuto 20: Hicham. 1-1, minuto 30: Juande, en propia puerta. 1-2, minuto 65: Morgado. 2-2, minuto 90: Joel.
árbitro.
Pérez Guimera (castellano-manchego). Mostró la cartulina amarilla al local David Ramos y a los visitantes Morgado, Juanjo y Kamal.
campo.
Partido jugado en las instalaciones de la Federación Malagueña de Fútbol. Media entrada en las gradas.