El Malagueño sale del 'farolillo rojo' por primera vez esta temporada

David Grande marcó ayer el primer gol del filial. /Germán Pozo
David Grande marcó ayer el primer gol del filial. / Germán Pozo

Los jugadores de Manolo Sanlúcar completan un partido serio contra su rival más directo, el Almería B, y al fin aprovechan sus ocasiones

Emilio Morales
EMILIO MORALESMálaga

Por primera vez en la temporada el Atlético Malagueño sale del 'farolillo rojo'. Lo consiguió después de vencer en un partido disputado frente al Almería B, que lo sustituye como último clasificado. Todo acaeció este domingo en un horario inusual para el filial blanquiazul en casa, las 17.30 horas, que parece que le ha dado algo de suerte, necesaria para sus pretensiones. Fue un encuentro en el que los locales disfrutaron de muchas ocasiones. Algo inusual. Convirtieron dos. Tres puntos y nuevo puesto.

2 Atlético Malagueño

Kellyan; Alberto, Juande, Sergio Chica, Ismael; Juan Cruz, Iván Jaime, Deco, Lolo Garrido, David Grande y Xiscu (Rubén, minuto 17)

0 Almería B

Jero; Urri, Navas, Dani Hernández, Díaz (Albiar, minuto 18), José Alonso, Óscar, Youness, Abenza, Herrera y Javi Moreno

goles
1-0, minuto 21:David Grande. 2-0, minuto 74: Rubén
árbitro
Domato Pedreira (balear). Amarilla al local Rubén (por la celebración de su gol) y a los visitantes Díaz, Óscar y Abenza
campo
Federación

Desde los primeros compases de juego los hombres de Manolo Sanlúcar demostraron que querían ir por el triunfo frente a su rival más directo. El monopolio durante los minutos iniciales fue total, y las ocasiones se sucedieron en el terreno de juego hasta que David Grande convirtió su ocasión en el minuto 21. Quizá a partir de ese primer tanto la tónica del choque cambió, ya que el Almería B adelantó filas y los blanquiazules no querían perder esa ventaja y replegaron unos metros sus líneas.

Entre Deco e Iván Jaime paulatinamente fueron retomando el control del centro del campo, aunque este último abusó en ciertas ocasiones de su talento y debió soltar el balón con más rapidez en determinadas jugadas de ataque. Dos ocasiones perdonó el Malagueño antes del descanso, al que llegó con una ventaja mínima pero con la certeza de que si seguía jugando como hasta ese momento la victoria caería de su lado.

Con la misma tensión

En la reanudación, los locales por fin consiguieron mantener la tensión que les ha hecho perder puntos en muchos de los partidos anteriores. No obstante, Kellyan, que ya parece que vuelve a asentarse bajo los palos, tuvo una gran intervención que mantuvo con opciones a los suyos. Pocos minutos después fue Rubén, que había salido en la primera parte sustituyendo a Xiscu, el que recibió un balón tras recuperarlo después de haberse quedado rezagado tras una caída. Recibió la pelota y tuvo mucho tiempo para pensar qué hacer delante del guardameta rival mientras se acercaba demasiado. Chutó al 'muñeco' y, pese a que Jero consiguió tocar el balón, la fuerza del golpeo hizo que acabase en el fondo de las mallas rivales. 2-0 y partido sentenciado.

Justo antes del añadido, los locales pudieron aumentar la ventaja, y los visitantes, recortarla. Todo quedó como hacía diez minutos y por fin el Malagueño sale del farolillo rojo de tabla. Como dijo Manolo Sanlúcar, la victoria era algo que desde hace tanto tiempo «era justa» e incluso muchos aficionados piensan que es el partido más completo que le han visto al filial en la Federación.

La victoria da esperanza, no sólo por lo que significa a nivel estadístico, sino porque el juego desplegado durante los 90 minutos fue muy serio y no habíaa pasado en las últimas jornadas. La salvación todavía está a diez puntos y queda mucho trabajo por hacer. Y poco tiempo.