El Malagueño sigue falto de gol

El Malagueño sigue falto de gol
Pepe Valero. Opta

Lo acusa otra vez en su visita al Murcia sin que luciera su buen juego con el balón

OPTA

El Murcia ganó a un Atlético Malagueño que sólo mostró buenas maneras. El equipo andaluz apenas tiró a puerta y ese buen trato de balón que tienen se difumina cuando llegan arriba. El Murcia se fue aprovechando de esos fallos infantiles y, sobre todo, de lo mal que gestionaron los de Manolo Sanlúcar el tiempo en que fueron superiores y tuvieron el control del juego.

2 Murcia

Mackay (1), José Ruiz (1), Nahuel (2), Hugo Álvarez (1) (Juanma, m.85 (s. c.)), Maestre (1), Armando (1), Julio Delgado (1), Miñano (1), Manel (1) (Víctor Curto, m.74 (1)), Aquino (1) y Alfaro (1) (Corredera, m.65 (1)).

0 Atlético Malagueño

Samu Casado (1); Ismael (1) (Joel, m.79 (s. c.)), Álex Robles (1), Chica (1), Alberto (1); Hicham (1), Keidi (1), Deco (2), Iván Jaime (1); Joan Grasa (1) (Rubén, m.79 (s. c.)) y Hugo (1) (Juan Cruz, m.46 (1)).

goles
1-0, min. 38: Nahuel. 2-0, min. 80: Miñano
Árbitro
Rodríguez Carpallo. Amonestó a los locales Miñano y Hugo Álvarez, y a los visitantes Keidi, Grasa, Iván Jaime y Deco, expulsado por doble amarilla en el minuto 67.
campo
Nueva Condomina. 6.677 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del atentado de Estrasburgo y en memoria de Francisco Sánchez Delgado.

Comenzó el partido mandando el Atlético Malagueño con una presión en todo el campo y el Murcia que no sabía cómo acometer la salida de los jugadores blanquiazules. Deco dominaba la situación e Iván Jaime distribuía con sentido en la parcela ancha y esto le estaba dando opciones claras de plantarse claramente en la línea de tres cuartos. El equipo filial estaba mejor y, además, estaba teniendo opciones más claras, pero el último pase le faltaba factura, pues ahí ni Hugo ni Deco conseguían conectar con Joan Grasa, que siempre conseguía buenas posiciones entre los dos centrales murcianos.

Los minutos comenzaron a poner el partido en su orden natural. Los granas, con un once inédito, tenían a Delgado y Miñano como catalizadores del juego, Aquino bajaba hasta la línea central a recoger balones perseguido por un Keidi al que su efusividad le pasó factura al estar enseguida amonestado. El encuentro, aunque comenzó a cambiar de color, estaba muy igualado, pues en los contragolpes, en los que Hicham se las tenía con Nahuel, eran una constante.

El Murcia comenzó a llegar cada vez con más facilidad, sobre todo a la salida de balón de la zaga visitante, que no era muy buena. Aquino cortaba balones y permitía opciones desde la frontal. En el minuto 17, Julio Delgado, desde la frontal, disparó cruzado a media altura encontrándose con el poste. El balón en la misma jugada le quedó a Manel, que tiró por bajo y Samu Casado con el pie desvió a córner.

Cambio de banda de Hicham

Sanlúcar corregía posiciones y además cambiaba de banda a Hicham. Metió al marroquí en la izquierda y llevó a Hugo a la derecha, y el equipo tenía buenas sensaciones en el centro, pero las llegadas morían todas en la frontal del área murciana estando Mackay inédito en toda la primera parte. El Murcia cada vez llegaba más y, aunque no creaba peligro, sí que consiguió materializar en el minuto 38 el 1-0 en una subida por banda izquierda de Nahuel que centró al área y allí apareció Manel para ganar la posición y rematar fuerte a portería. Aunque el cuero lo llegó a tocar Samu Casado, nada pudo hacer para evitar el gol.

El Malagueño salió de nuevo en la segunda parte adelantado líneas, pero seguía adoleciendo en todas las jugadas de ese pase en la zona final. La entrada de Juan Cruz por Hugo sí que había dado más movimiento arriba, pero siempre con controles y malas decisiones en jugadas clave. El Murcia aguantó el encuentro e iba dejando que el Malagueño se fuese desangrando, porque los de Sanlúcar se habían ido descaradamente arriba.

Además, Deco, el mejor jugador del Malagueño, en una entrada tonta en el campo local, vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con uno menos. Después, el Murcia, por medio de Miñano, y tras una gran asistencia de Dani Aquino, conseguía el segundo tanto y finiquitar el partido en la Nueva Condomina.