Del atraso con el técnico al retraso en la planificación

«Torero que duda, a la enfermería». En la meditada carrera para construir el equipo se ha producido un grave error. No puede pasar un solo día sin que se anuncie alguna baja

Del atraso con el técnico al retraso en la planificación
PACO CAÑETE

Atrasos y retrasos. En relación con el tiempo, el Málaga se ha atrasado en el fichaje del entrenador. Se ha dilatado mucho, demasiado. En el abecé del argó taurino figura la manida frase: «Torero que duda, a la enfermería». Aquí no hay cuernos. El balón es redondo. Ahora bien, no logro entender las dudas, reflexiones y exigencias tanto del club como de Juan Ramón Muñiz, mano a mano. Ha habido de todo, propiciando el paso de los días, semanas y hasta el mes. El técnico y la entidad se conocen de hace años. En el día a día todo cambia, pero el fútbol es fútbol desde que se inventó. Si el entrenador está al corriente de lo que ha sucedido en el equipo este año, y si Al-Thani se encuentra debidamente informado de las virtudes, muchas, y carencias, alguna, del entrenador, ¿por qué tantas y repetidas conversaciones, hasta con cambios de los interlocutores? Conclusión: en la meditada carrera para construir un equipo se ha producido un grave error. No hay quien lo quite.

Una vez presentado oficialmente el que retorna al banquillo, el director deportivo, Caminero ha resaltado su personalidad futbolística, con una serie de elogios enalteciendo sus cualidades como de lo mejor que hay en Segunda División. Bien, da moral. Claro que el míster asturiano fue parco en palabras para destacar profesionalmente al exatlético. Mejor, porque las relaciones laborales parecen las deseables. Pasado el atraso en la contratación, ahora estamos con retraso. Algo se ha adelantado: la fecha de inicio de los entrenamientos, el próximo día 9. Pero, ¿Se han fijado en lo que hay enmedio? Aparte de los que estuvieron cedidos, que se marcharon: Roberto, Kuzmanovic, Peñaranda… Así, hasta once. En la plantilla quedan con contrato vigente: Andrés, Cenk, Rosales, Luis Hernández, Torres, Diego González, Ignasi Míquel, Ricca, Juan Carlos, Rolón, Recio, Cecchini, Iturra, Adrián, Lacen, Keko, Juanpi y En-Nesyri. Diecisiete en total, de los que el Málaga no necesita digamos que la mitad para ser generosos. A estos nombres hay que unir los que el Málaga tiene cedidos: Cifu, Koné, Ontiveros, Mula, Tighadouini, Mikel y Luis. Jony se ha vuelto a marchar en calidad de prestado al Alavés, y Santos en principio volverá. Ya veremos. Entre una cosa y otra suman más de 20 futbolistas. Una plantilla casi al completo. Muñiz ha declarado que considera prioritario comenzar la pretemporada sin los jugadores que no cuentan. ¿Entonces por qué no les dan la baja, que es lo suyo?

Me dicen que Muñiz se ha marchado a Valencia y vuelve a primeros de mes. El teléfono funciona en el Málaga muchas horas al día. De todos modos, repito lo del retraso. No puede pasar un solo día en el que no se anuncie alguna baja y para ello hay que dialogar y llegar a un acuerdo. Aquí, en torno al club que nos alumbra, los que están al pie del cañón son los aficionados. La renovación de abonos, aún estando por debajo de hace un año, marcha bien. Otra más. Hablamos de bajas que hay que dar. ¿Y los fichajes? Se necesita un buen número de profesionales. Tantos como los que se marchen. Hace falta dinero y tiempo de gestión. El club está obligado a algún traspaso para equilibrar el déficit. Candidatos: Rosales, Luis Hernández, Ignasi Miquel, Recio y Juanpi. Por supuesto que estas posibles transferencias no me las he inventado. Tienen nombres y apellidos en el actual Málaga Club de Fútbol. En el runrún ha saltado el nombre de un delantero de 36 años…

La cantera o Academia, como bien escribía Antonio Góngora hace un par de días, se encuentra sin jefe que los organice. Anuncian que dos entrenadores válidos, los del juvenil y del San Félix, se han marchado. Y asimismo el de un notable jugador que pretende salir. Esta es otra herida que tienen abierta en La Rosaleda a esta hora. Es posible, como comentan, que la cantera cuesta mucha pasta, pero a las claras queda que el primer equipo ha sumado un buen número de millones con los traspasos de elementos salidos de esa base. En resumen, que el Málaga tiene que arrancar con una meta, el ascenso. Que el movimiento necesario para ello no lo aprecian los aficionados, que sí están por la labor. Lo dicho: atraso y retraso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos