Un bache con varios señalados en la plantilla del Málaga

Los malaguistas se retiran del campo cabizbajos.

Los dos puntos de dieciocho fuera dejan al Málaga tercero y con varios jugadores por debajo de sus prestaciones

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga sigue sufriendo fuera de casa. La sangría de puntos en las salidas va pasando factura en la tabla clasificatoria, a pesar de que el equipo lo ha ganado todo en casa. Las cifras no engañan: con dos puntos de los últimos dieciocho resulta harto complicado optar a subir por la vía más rápida a Primera. El equipo llegó a gozar del liderato y con una renta de cuatro puntos sobre el segundo, mientras que ahora está fuera de la zona de ascenso directo, y a esa distancia de cuatro puntos del líder, el Alcorcón, que ganó al Zaragoza (2-0).

Este bache que comprende algo más de un mes, y que se ha evidenciado sobre todo fuera -aunque en victorias locales como la lograda ante el Nástic el juego no fuera del todo brillante-, con las derrotas en Las Palmas (1-0), Elche (2-0), Pamplona (2-1) y Almendralejo (1-0), ha dejado algunos jugadores más señalados en el plano individual.

Uno de ellos es Dani Pacheco. Más allá de una pretemporada atípica y que le llevó a ir con retraso en la preparación respecto a resto del grupo, no ha terminado de mostrar su mejor nivel. No ha ofrecido una actuación redonda, pero además Muñiz le ha dejado sin jugar un solo minuto en las dos últimas jornadas, en una clara muestra de que no está contento con sus prestaciones. Ayer, en el Francisco de la Hera, con 1-0 en contra, prefirió un extraño intercambio (entró Lacen por Iván, amonestado, para retrasar al eje de la zaga a N'Diaye y situar a Diego González de lateral derecho) antes de probar con el pizarreño, el jugador más ofensivo que quedaba en el banquillo.

Blanco sigue sin marcar fuera

Tampoco está saliendo bien parado Blanco, con seis dianas, pero todas de local. Fuera no termina de ver puerta, pero el Málaga lo necesita. Ayer dispuso de dos excelentes ocasiones que pudieron cambiar el signo del partido. En la primera su remate no fue malo, pero lo tocó Álvaro Fernández y se fue al poste, sin que Héctor acertara a cazar el rechace. En el segundo pareció imperdonable su error. Su testarazo a media altura, en una acción que quizás hubiera sido más factible culminar con el tren inferior, se fue desviado cuando parecía más fácil apuntar entre los tres palos de la portería.

Tampoco brilló nada Juanpi, que jugó donde más le gusta, de medio punta , pero todas sus intervenciones en el primer tiempo, antes de ser sustituido, fueron desatinadas. Incurrió en numerosas pérdidas de balón e imprecisiones, además de entrar poco en el juego. Más señalado pareció quedar aún Renato, que fue sustituido por Hicham en el minuto 40 por razones tácticas, en un movimiento poco habitual de Muñiz, que no suele recurrir a cambios tan tempraneros. El gijonés debió quedar muy contrariado por alguna consigna táctica incumplida por el luso, que hasta entonces había dispuesto del único remate a puerta del equipo, un ensayo de volea.

Tras el partido el presidente, el jeque Abdullah Al-Thani, lanzó desde las redes sociales un mensaje de confianza pese a todo y de respaldo a su entrenador y a los jugadores: «Lo siento por todos. Garantizo que nuestro cuerpo técnico y todos nuestros jugadores continuarán trabajando duro para lograr goles».

 

Fotos

Vídeos