Su baja ficha y su polivalencia, claves para que el Málaga 'ascienda' a Mula e Iván

Mula trata de marcharse entre tres contrarios en un partidillo de pretemporada. /JOSELE
Mula trata de marcharse entre tres contrarios en un partidillo de pretemporada. / JOSELE

Ambos fueron ofrecidos en el mercado en julio e incluso los agentes del extremo le buscaron equipo, pero la situación aconseja mantenerlos

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Finalmente el Málaga apostará por 'ascender' a Mula e Iván; es decir, que tengan ficha profesional la próxima temporada. En ambos casos el bajo salario que poseen y la polivalencia han influido en su continuidad en la plantilla pese a que en el mes de julio ambos fueron ofrecidos en el mercado.

El Málaga tiene que completar el puzle de la plantilla, pero no sólo ciñéndose al aspecto deportivo. También debe cuadrar las cuentas en lo que respecta a los sueldos de sus componentes para ajustarse al tope salarial que le ha fijado LaLiga. Esa es la principal razón por la que Mula e Iván, cuestionados al final de la temporada pasada, van a continuar en el grupo. El lateral derecho fue a menos en la recta final de la temporada y se vio claramente superado por Cifu mientras que el extremo apenas fue utilizado por Víctor y, curiosamente, su mejor rendimiento se produjo en la última fase de la etapa de Juan Ramón Muñiz y en la recta final de algunos encuentros.

El caso es que, al margen de las dudas sobre ambos, distintos equipos de Segunda comenzaron a recibir información sobre la posibilidad de incorporarlos. En el caso de Mula, como ya sucedió el verano anterior, su entorno lo movió en el mercado para encontrarle destino. Así sucedió hasta que el club le comunicó al futbolista que sí se contaba con él.

Medir bien los pasos

No cabe duda de que la situación económica ha obligado a medir bien los pasos durante los dos últimos meses. El temor a que el Málaga se viera en un callejón sin salida por los altos emolumentos de determinados jugadores y por el lastre añadido de las 'amortizaciones' (correspondientes a las contrataciones cerradas en los últimos años) comenzó a hacerse realidad con el paso de las semanas hasta desembocar en el insólito panorama del pasado sábado en Santander, con sólo nueve fichas profesionales.

En este aspecto, Iván y Mula, a los que el club debe hacerles obligatoriamente ficha profesional si quiere contar con ellos en el primer equipo (ya no son sub-23), cuentan con la ventaja de que aportarán fichas bajas que servirán para comenzar las más elevadas de algunos compañeros. Pero además a favor de ambos juega la polivalencia. Víctor sabe que Iván puede desenvolverse en un momento dado como lateral izquierdo o como central. Mientras, en lo que respecta a Mula, el entrenador no lo etiqueta exclusivamente como extremo, ya que puede emplearlo por dentro, como interior en un 4-3-3, variante que empleó en alguna ocasión la campaña anterior.

Temas

Fútbol