Blanco, la gran apuesta de Muñiz

Blanco se dispara como máximo goleador, con seis tantos conseguidos. /Salvador Salas
Blanco se dispara como máximo goleador, con seis tantos conseguidos. / Salvador Salas

El delantero está siendo la gran estrella del Málaga por sus seis goles y su generoso trabajo para el colectivo

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El delantero Gustavo Blanco Leschuk, un hombre sereno y aparentemente tímido, es ya la gran estrella del Málaga. Sus seis goles le convierten en el jugador más determinante del equipo y una de las claves del éxito del cuadro blanquiazul. Y a eso hay que unir el generoso trabajo que acumula en cada partido, presionando a las defensas rivales y siendo una pieza más en su área en el juego a balón parado. El argentino, de 26 años y 1,90 metros, fue una apuesta del entrenador, Juan Ramón Muñiz, que ya se lo quiso llevar al Levante en su momento, pero no fue posible. Llegó sin hacer demasiado ruido, pero en poco tiempo se ha ganado ya el respeto y la admiración de todos.

El goleador, que ocupa plaza de extracomunitario, se inclinó por el proyecto malaguista, ya en Segunda. Este periódico ha contactado con el agente del futbolista, Rodrigo Fernández Lovelle, que se muestra satisfecho por haber aconsejado a su representado incorporarse al equipo blanquiazul. «Era una decisión arriesgada, porque el Shakhtar Donetsk disputa la Champions y recientemente ganó la Liga Europa. Pero queríamos incorporarnos a alguna de las cuatro grandes ligas, aunque no fuera en Primera. Teníamos ofertas de fuera y de tres de Segunda. Pero queríamos ir al Málaga por muchas razones, pero sobre todo porque estaba Muñiz, al que conozco desde hace 22 años», destacó.

Las cifras

12 partidos
El argentino ha tomado parte en todos los partidos del Málaga esta temporada los once de Liga y el de Copa
6 goles
Son los tantos logrados por el delantero con la camiseta blanquiazul, todos ellos en la competición liguera

La adaptación del ariete ha sido rápida. Las buenas temperaturas de la Costa del Sol, que contrastan con las de Kiev, y el idioma han sido dos de las claves para que Blanco se haya integrado de inmediato. Es evidente que se siente a gusto en el equipo blanquiazul y en la ciudad, lo que está permitiendo que dé el máximo de sus posibilidades y que siga creciendo en cada partido. Su mejor compromiso seguramente fue el del lunes ante el Numancia, en el que hizo dos tantos y ofreció un recital de trabajo y oficio. «Se encuentra feliz, encantado de estar en Málaga y en el Málaga. Él es un hombre tranquilo y muy hogareño, pero con mucha experiencia en seis ligas diferentes, asegura Rodrigo, que añade: «Reúne las cuatro haches: humildad, honradez, honestidad y hambre».

En pleno crecimiento

Cada semana se observan de una forma más clara las cualidades del delantero, que está encontrando en el Málaga el lugar ideal para alcanzar su mayor nivel. «Es un futbolista muy generoso. Hay partidos en los que no marca, pero participa en todas las jugadas de gol. No es egoísta, valora al equipo», afirma su representante. La situación actual es idílica para el futbolista y el club. El objetivo, de esta forma, se centra en mantener el camino emprendido para buscar el objetivo del ascenso, algo que seduce especialmente al delantero argentino, según reconoce su agente.

La gran experiencia internacional de Blanco está siendo también decisiva para que haya encontrado su mejor juego muy rápido. Muñiz confió en el delantero desde el primer partido, ya que ha intervenido en los once compromisos ligueros y en los últimos instantes del choque contra el Almería en la Copa. Empezó disponiendo de media hora de juego en los dos primeros encuentros, mientras que llegó a los setenta ya en el tercero, y todo el tiempo a partir de ahí hasta la actualidad. La apuesta del entrenador fue a más con el paso de los encuentros, igual que el rendimiento del argentino. Ahora ya es tan indiscutible como otros jugadores que suelen ser fijos para el preparador asturiano en esta primera fase del campeonato.

El club dispone de una opción de compra por 2,5 millones

Ya hay quien se plantea ejercer lo antes posible la opción de compra para hacerse con los servicios de Blanco, seguramente el futbolista más destacado del equipo de Muñiz en esta primera fase del campeonato. El jugador está cedido por el Shakhtar Donetsk ucraniano, pero el Málaga se reservó una opción de compra para el final de esta temporada. La cantidad que debería desembolsar en su caso sería 2,5 millones, un cifra asequible en Primera, pero más complicada de asumir en Segunda. Las fuentes consultadas aseguran que el club de Martiricos puede quedarse con el futbolista abonando el dinero, independientemente de la categoría en la que esté la próxima temporada. La entidad de Martiricos, tendrá hasta el final de temporada para ejecutar esta opción para hacerse con el futbolista, por lo que ya conocerá en ese momento si finalmente ha conseguido el ansiado ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos