Blanco sufre una lesión mínima de hombro, pero es seria duda para Tenerife

Blanco se lesionó en esta caída tras la falta de Josele, que le costó la expulsión. /Salvador Salas
Blanco se lesionó en esta caída tras la falta de Josele, que le costó la expulsión. / Salvador Salas

La luxación es sólo de tipo I, por lo que el delantero argentino trabaja en el gimnasio para evitar estos días situaciones de contacto

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Desde el principio las previsiones eran optimistas. Pese al fuerte dolor del que se quejaba Blanco tras ser zancadilleado por el central Josete (lo que le valió al jugador del Lugo la expulsión por roja directa), el diagnóstico inicial descartaba una lesión grave del delantero argentino en el hombro izquierdo. Ayer el Málaga confirmó que el máximo goleador blanquiazul sufre una luxación acromioclavicular de tipo I; es decir, la mínima dentro de los seis grados que se establecen de acuerdo con la clasificación de Rockwood.

El optimismo en el Málaga no varió un ápice después de las pruebas a las que fue sometido el lunes el futbolista, ya que certificaron que se trataba de una lesión leve. Eso sí, probablemente suficiente para que el argentino no pueda participar en el próximo compromiso liguero, el sábado en el estadio Heliodoro Rodríguez López frente al Tenerife (20.30 horas, en directo a través de LaLiga 1|2|3 TV).

Las luxaciones acromiclavicular más importantes suelen ser del tipo III en adelante (algunas de estas y todas las que son de IV, V o VI requieren cirugía). Las distintas pruebas realizadas a Blanco confirmaron que en su caso se trata de un percance mínimo, de grado I, la única luxación en esa zona en la que los ligamentos acromioclaviculares no están rotos, sino sólo afectados por un esguince o dislocación. También es la única en la que los ligamentos coracoclaviculares continúan intactos. Asimismo, la distancia entre la clavícula y el acromion es la normal (en torno a ocho milímetros), sin que se haya producido desplazamiento.

Ayer el delantero se limitó a trabajar en el gimnasio en la sesión matinal celebrada en el estadio Ciudad de Málaga. En principio es seria duda para el partido del sábado en Tenerife, puesto que en este tipo de lesiones en el hombro es necesario permanecer unos días sin exponerse a cargas o situaciones de contacto. En condiciones normales podría darse por segura su baja, pero en este tipo de luxaciones el afectado debe llevar cabestrillo unos días y ayer por la mañana el atacante llegó al recinto de atletismo sin sujección de este tipo para inmovilizar el hombro, sino simplemente con una férula. La buena musculatura del argentino también contribuye al optimismo en el seno del equipo.

Ontiveros, ya disponible

Por otro lado, ayer ya se ejercitó con normalidad Ontiveros, por lo que Muñiz ya puede contar con él. En este caso el extremo marbellí padecía un esguince de rodilla, no una lesión muscular, por lo que una vez reintegrado a los entrenamientos no es tan necesario que coja el ritmo para competir. Su estado de forma es el adecuado para que el técnico lo incluya incluso en la alineación en Tenerife.

Conviene recordar que Ontiveros cayó lesionado al sufrir un fuerte golpe a raíz de un encontronazo con un compañero en una sesión de entrenamiento.

 

Fotos

Vídeos