BUEN ESTRENO

BUEN ESTRENO

MARTÍN NAVARRETE

Me agradó el trabajo del catalán Ávalos Barrera, colegiado joven y debutante en La Rosaleda. Mostró condiciones de nivel y de altura para partidos de tensión. El encuentro de ayer, a priori, no ofrecía dificultad por la supuesta diferencia entre los equipos, al menos por la clasificación de cada uno, pero se tornó tenso y complicado de dirigir. Él supo actuar de la forma adecuada dando respuesta a las incidencias que se producían manteniendo la serenidad oportuna sin aspavientos ni movimientos desafortunados que provocan a los profesionales.

El novel colegiado catalán se desenvolvió en el partido con total acierto. Resolvió casi todas las incidencias de forma acertada, fundamentalmente por su cercanía en las acciones en las disputas del esférico, y sus buenos criterios en los conceptos futbolísticos. Mantuvo frialdad en las jugadas que aparecieron en las áreas, aunque fueron pocas, lo que le llevó a anular de forma acertada el gol conseguido por Ortuño por clara posición de fuera de juego. Las tarjetas las distribuyó de forma correcta, amonestando a Pau López, Mula, Atienza y Zarfino.

Aunque realizó un trabajo muy lucido, sí que debería mejorar en el control de la pérdida de tiempo. Después de finalizado el encuentro, no se tiende que el meta Casto no fuese amonestado por sus reiteradas pérdidas de tiempo, todo lo más que utilizó con el cancerbero fueron advertencias. Mal camino. Debió de amonestar al extremeño Olabe por la falta técnica que cometió sobre Harper en el centro del campo cortando un contragolpe malaguista. Otra vez hizo uso de la advertencia, cuando la amonestación habría sido lo correcto.