BUEN TRABAJO

MARTÍN NAVARRETE

Arbitraje donde prevaleció el control con cierto rigor desde el comienzo. El estado del terreno de juego, con excesiva agua en muchas zonas del campo, propicio que el colegiado prestara una minuciosa atención al peligro que representa para los jugadores lo resbaladizo del terreno de juego. Con el paso de los minutos comenzó a bajar el listón de exigencia en el control, permitiendo que el juego tuviera mayor fluidez. Pese a esto, nunca dejo de estar presente en cada una de las incidencias que se produjeron, completando una actuación muy lucida.

Me gusto la serenidad mantenida en todo el encuentro. Le permitió no perder nunca el sitio y ganarse el respeto de los contendientes en todos los lances del juego. Su situación en el juego fue otro de los aspectos a destacar. Imprimió a los desplazamientos el ritmo que el juego reclamaba. Esa tranquilidad que atesora le llevo a controlar con criterios acertados el uso de las amonestaciones. La vio Boulahroud por agarrón claro a un contrario, más tarde es el almeriense, Juan Ibiza con un empujón con derribo, y el último en verla fue N´Diaye. También es de destacar el trabajo de los asistentes en el control de los fueras de juegos. Acierta al anular el gol a Blanco, empuja al defensor y en las jugadas que le reclaman en las área , en las que no hubo nada.

Deberá mejorar en un aspecto. No es recomendable al incorporarse a la posición requerida hacerlo de frente, deberá esforzarse en correr de espalda para evitar no perder nunca la cara al balón y que le ninguneen la posición del esférico. Poco errores se le pueden imputar. Por destacar algo, una falta que le hacen a N´Diaye que pudo tener consecuencias y otra la tarjeta que no le muestra a Harper en los minutos finales del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos