La Liga 123

Un Cádiz pletórico vuelve a La Rosaleda diez años después

Un Cádiz pletórico vuelve a La Rosaleda diez años después

Los del Carranza no pierden en liga desde octubre y han ganado los últimos siete partidos de liga. Llegaron a estar en descenso y ahora son sextos, en zona de 'play off'

BORJA GUTIÉRREZ

El Cádiz está que se sale, pletórico, siete victorias en los últimos siete partidos de liga, una racha espectacular. Llega a La Rosaleda en busca de la octava al filo del parón invernal. Este ritmo contrasta con el mal inicio de liga que tuvieron. En las primeras nueve jornadas solo consiguieron una victoria y llegaron a ocupar la vigésima plaza de la clasificación, de lleno en la zona de descenso y con el técnico en el alambre.

En los dos últimos encuentros han dejado de sorprender con goleadas para solventar los compromisos por la mínima. La jornada pasada venció al Rayo Majadahonda en su estadio sin mostrar su mejor cara, el equipo madrileño le hizo trabajar mucho y no estuvieron cómodos. Pero aún así ganaron, es la inercia de la buena dinámica en la que se encuentran.

En ese triunfo también influyó la figura de su porteto y capitán. Alberto Cifuentes, un guardameneta de 39 años, que el curso pasado fue premiado con el Trofeo Zamora y este año no está bajando el nivel. Alarga su segunda juventud.

Así llegan los amarillos tras diez años sin verse en el verde con el Málaga; entre las dos aficiones hay mucho atractivo con este choque. Desde el 1 de junio de 2008 no se ven las caras, el Málaga acabó ascendiendo esa temporada a Primera, y Cádiz descendiendo a Segunda B. Fue victoria de los blanquiazules por la mínima en La Rosaleda. Ahora habrá lleno en Martiricos para ver de nuevo a los vecino del estrecho y la emoción es alta. Aunque el preparador del Cádiz, Álvaro Cervera, avisó en su última comparecencia: «El partido del Málaga no va a ser para nada apasionante, te lo digo yo. Será bonito porque irá gente pero ya te digo que no será apasionante».

En su plantilla se ha instalado una gran competencia para entrar en el once. El entrenador es de los de no cambiar lo que funciona y eso está dejando a pilares fundamentales como Álex Fernández fuera del once titular. Un jugador que el Málaga tanteo en verano, pero que al final no fue a por él con fuerza y ha acabado por renovar con el Cádiz hasta el año 2022, con la cláusula más alta de la historia del club, 20 millones.

Y aún así, ahora es suplente de Garrido y José Mari, uno una roca y el otro pura experiencia; aunque seguro que no por mucho tiempo. Es el perfil perfecto y que lleva tiempo curtiendo Cervera para su centro del campo ideal, ese que sostiene su 4-4-2. Tuvo problemas al inicio de la temporada (uno más) para poder desarrollarlo. No encontraba una pareja para el ataque y eso desbarataba los planes, pero eso fue hasta que saltó al foco el canterano Manu Vallejo, máximo goleador del equipo.

Junto a Lékic forman la pareja de delanteros que presumiblemente juege de inicio en La Rosaleda. La principal novedad en ese once en la vuelta de Salvi Sánchez y de Jairo Izquierdo, las dos bandas, sus dos cuchillos. Han entrenado bien durante toda la semana, se reservaron a nte el Majadahonda en parte pensando en este encuentro y pintan también a ser titulares.

Posible once del Cádiz

Alberto Cifuentes; Rober Correa, Sergio Sánchez, Marcos Mauro, Brian; José Mari, Garrido, Salva, Jairo; Lékic y Manu Vallejo

Cervera, el entrenador que le da igual jugar sin balón

Es un entrenador de carácter, el que según él mismo dice haber forjado naciendo en Guinea Ecuatorial (el 20/09/1965, 53 años, porque su padre trabajaba allí), criándose en Tenerife, pasando por Santander, Mallorca y Valencia. Un «apátrida» como también ha declarado en alguna ocasión que salió futbolista, un extremo a la vieja usanza, como dicen los antiguos. Fue internacional y jugó una Eurocopa y un Mundial. Comenzó como entrenador en el Castellón, se forjó en Segunda B, fue inquilino del Racing de Primera y empezó a consolidarse en Tenerife.

Es técnico del Cádiz desde 2015. Lo ascendió a Segunda y con el que ha jugado incluso un 'play off' de ascenso. Su forma de entender el fútbol se basa en el orden y el control de la escena en el campo. Su equipo... muy juntitos, corren todos y ayudas constantes en defensa. Lo dice abiertamente, le da igual no tener la posesión, quiere el control. A partir de ahí su esquema favorito es el 4-4-2 y ahora lo está utilizando porque ha encontrado su pareja de delanteros ideal, Lékic y Vallejo. Le representa la filosofía de Muñiz, el entrenador del Málaga. Será un partido que se terminará decantando por detalles y despistes.

Vínculos entre el Málaga y el Cádiz

El más evidente en estas fechas, el cruce de jugadores criados en las canteras de uno y otro equipo. El jugador del Málaga Diego González se formó en la cantera de Cádiz, incluso llegó a debutar en el primer equipo, cuando este estaba en Segunda B. De Chiclana como Manu Vallejo, el delantero del Cádiz, en esten encuentro se verán las caras por primera vez como rivales, además de forma directa, defensa contra delantero.

Y en la corte del Cádiz, ahora, hay un malagueño criado en la cantera malaguista. El de Churriana, Edu Ramos. Desde categoría alevín hasta debutar con el primer equipo, de la mano precisamente de Muñiz, actual ténico blanquiazul, rival este viernes. En una entrevista esta semana para este periódico desveló sus sensaciones, además, comparte mucha amistad con el portero del Málaga, Pawel Kieszek, porque fueron compañero de habitación en el Córdoba. Eso forja amistad.

Otro que tendrá sentimientos encontrados será el zaguero Sergio Sánchez. Estuvo cuatro temporada en el Málaga, vivió sus años gloriosos en Champions, y desde que se fue en 2015, regresa por primera vez para jugar como rival en La Rosaleda. «Sería imposible celebrar un gol contra el Málaga; se merece mi silencio», dijo en conversación con este medio.

En cuanto a jugadores históricos, aunque su retirada ha sido reciente, viene a la memoria el nombre de Sergio Paulo Barbosa Valente 'Duda'. El portugués de hecho fue comapañero de Sergio Sánchez en el Málaga, donde ha dejado su nombre para la historia; pero antes de todo eso, se forjó en el Carranza en las temporada 99-00 y 00-01. En el capítulo de entrenadores, hay varios.

El que mejor recuerdos trae para los aficionados, la figura de Javi Gracia, ahora entrenador del Watford. En los dos equipos mejoró lo que había bajo su habitual gestión basada en la humidad. José González, el último técnico del Málaga antes de que llegará Muñiz esta temporada, fichó en el pasado mercado invernal para intentar la salvación pero no lo consiguió y se tuvo que ir por la puerta de atrás.