Málaga y Deportivo, dos caminos casi paralelos hacia el cruce de semifinales

El delantero del Deportivo Carlos Fernández celebra un gol al Mallorca. /Cabalar. EFE
El delantero del Deportivo Carlos Fernández celebra un gol al Mallorca. / Cabalar. EFE

De más a menos en la Liga hasta un cambio de entrenador casi simultáneo, ambos equipos han adquirido moral cara a la promoción

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Son numerosos los paralelismos entre el Málaga y el Deportivo, que descendieron a la par la pasada campaña y que ahora tratan de regresar a Primera por la vía rápida, aunque sólo uno de ellos, o puede que ninguno, lo logrará. No sólo eso, la curva de rendimiento de los dos conjuntos esta campaña ha sido muy similar a lo largo de cada mes del torneo.

De más a menos

El Deportivo ha estado entre los seis mejores de la tabla en 31 de las 42 jornadas y sólo en tres se colocó en puesto de ascenso directo. Sin ser tan regular como el Málaga en este aspecto, no tuvo una salida tan fulgurante como su rival (que ganó sus primeros cinco partidos) y no fue hasta la sexta jornada cuando entró en la zona de los 'play-off', pero ya se mantuvo en esa situación de privilegio hasta el último tercio del torneo (de hecho, estuvo invicto en un tramo de trece partidos, entre las jornadas segunda y decimoquinta). El equipo se mostró sólido en Riazor, liderado por un gran Quique, y generando un buen caudal de ocasiones de gol, hasta que llegó la racha negativa como local.

El cambio de entrenador

El triunfo ante el Albacete el 20 de enero (2-0) marcó el punto de inflexión. El equipo encadenó ocho encuentros sin vencer ante su afición, y el 0-2 del Majadahonda precipitó los acontecimientos. Era la jornada trigésima tercera y el club destituyó a Natxo González, que la pasada campaña estuvo cerca de subir con un Zaragoza con ciertas limitaciones. Con José Luis Martí se perdieron los dos primeros choques (2-1 en El Sadar y 1-2 del Extremadura), pero enseguida llegó la reacción. Pese a encontrarse fuera de las seis primeras posiciones durante seis jornadas (de la trigésima cuarta a la trigésima sexta y de la trigésima octava a la cuadragésima), el pasado martes un 0-0 en Elche bastó para volver a ser sexto, donde el equipo ha acabado el torneo tras no fallar ante el Córdoba (2-0).

Bien ante los grandes

Una circunstancia a tener muy en cuenta es que el Deportivo ha rendido mucho mejor ante los conjuntos de la zona alta. Empató sus dos citas ante el Málaga (1-1 allí y 0-0 en La Rosaleda, donde mereció más), ganó los dos duelos al Granada (2-1 y 0-1), sacó cuatro puntos ante el Albacete (2-0 y 1-1) y ganó en Riazor al Osasuna (2-0, por un 2-1 en El Sadar) y al Mallorca (1-0, el mismo tanteo que en Son Moix). De esta forma, se da el caso de que no pierde el 'goal average' particular ante ninguno de los otros cinco mejores de la tabla.

Pendientes de Quique

Con unas molestias musculares, el máximo realizador del equipo, Quique, no ha jugado los dos últimos partidos, aunque fue convocado para la cita del sábado ante el Córdoba. Todo hace pensar que podía ser titular el miércoles. El caso es que el pucelano, segundo artillero de Segunda (dieciséis dianas), es clave por su movilidad y acierto rematador, por más que haya ido a menos.

Con 4-4-2 y 4-2-3-1

El Deportivo actuaba con un 4-4-2 y con un centro del campo en forma de rombo en la etapa de Natxo González. Ahora alterna un 4-4-2 y un 4-2-3-1, en función de que jueguen arriba Quique y Carlos Fernández (otro delantero muy a tener en cuenta) o que lo haga sólo uno de ellos junto a Borja Valle. En la zona medular el experimentado Bergantiños hace de 'pivote' clásico, junto a un Edu Expósito mucho más aseado con el balón y con llegada y buen disparo.

Poder a balón parado

Los centrales del Deportivo totalizan ya seis goles esta campaña (tres de Domingos Duarte dos de Pablo Marí y uno de Somma), en un equipo que explota muy bien faltas laterales y saques de esquina. Cuentan también con la ventaja de los buenos golpeos de jugadores como Pedro o Fede Cartabia. En la zaga el líder es Duarte. El luso, que parece jugar con un exceso de confianza, no es muy distinto en sus características respecto a su compañero en el eje, Pablo Marí. Desde los flancos el zurdo Saúl García, muy preciso en los centros, es más profundo que Bóveda, el latera derecho.

Nuevo presidente

La estabilidad ha llegado también al Deportivo con la elección de un nuevo presidente, Paco Zas, que se estrenó en el palco de Riazor y sustituye a Tino Fernández. La paz se ha instalado en el club gallego. El sábado la afición hizo un recibimiento espectacular a su equipo. Se ha hecho tabla rasa tras un curso decepcionante cara a esta eliminatoria de semifinales de los 'play-off'.

El regreso de Víctor

Ironías del destino, el momento de la verdad para el técnico malaguista, Víctor Sánchez del Amo, llega ante su exequipo, en el que lo fue todo como jugador y donde después debutó en Primera como entrenador. Su salida de allí no fue buena tras importantes problemas internos de vestuario.