Cenk, como si no estuviera: en Turquía tras ser operado

El portero ha aprovechado que se le dio la baja federativa para pasar por el quirófano por unos problemas de hombro. El club negociará con su agente para buscar una salida ventajosa para todos

Cenk, en un entrenamiento en Holanda. /Santisteban
Cenk, en un entrenamiento en Holanda. / Santisteban
Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Antes era como si no contara y ahora es como si no estuviera. O más bien no habría que utilizar el subjuntivo. Antes no contaba y ahora no está. El caso del guardameta turco Cenk es digno de estudio, aunque en realidad su aportación al equipo no haya supuesto una sorpresa. Al menos, para los que habían analizado sus encuentros de Liga disputados durante las últimas temporadas. Al final pasó lo que tenía que pasar: en diciembre se quedó fuera de la plantilla (en este caso sin ficha, porque fue inviable su salida por otra vía). Ahora ni siquiera trabaja con sus compañeros día a día. Pidió permiso para marcharse a Turquía y aprovechar para operarse del hombro. Lo dicho: como si no estuviera.

La llegada de Cenk ha sido de los ‘cambalaches’ más claros (y tristes) en la historia del Málaga. No se puede calificar de otra manera. El club deseaba quitarse de enmedio a Kameni por su elevada ficha y por su casi inexistente relación con los compañeros –independientemente de aspectos deportivos, como sus dificultades para golpear en largo– y tuvo que tragar con la llegada del guardameta turco en compensación al representante que gestionaba la marcha del camerunés al Fenerbahçe, Ahmet Bulut (propietario de la agencia Foot@Ball).

La imposición del conocidísimo representante turco al entonces director deportivo, Francesc Arnau, fue tal que desde primera hora Cenk ya sabía que vendría al Málaga –así lo comentó durante la concentración de pretemporada en Holanda– a la espera únicamente de que Kameni aceptara las condiciones del Fenerbahçe. El propio Bulut no tardó en deslizar el ‘interés’ del equipo blanquiazul a los principales medios de comunicación de su país.

Peores impresiones

Si los números de Cenk en las últimas cinco temporadas eran demoledores sobre su bajo nivel para competir en un equipo de la zona media de la Liga española, peores incluso fueron las impresiones en los entrenamientos. Desde el primer día quedó patente que el turco no podía ser la alternativa a Roberto, lo que alimentó las opciones de Andrés, cuya incorporación tenía otro objetivo (iba a ser el cancerbero titular del filial si hubiera ascendido a Segunda B y al menos hasta comienzos de agosto se daba por hecha su cesión). Al final, como es sobradamente conocido, el guardameta llegado del Espanyol B se quedó, por lo que ilógicamente el club ocupó la portería con tres fichas. Los peores presagios sobre el portero turco se cumplieron en el amistoso en Granada, aunque ya en alguna actuación en Holanda había dejado bastante que desear (sobre todo, en el juego aéreo).

La Liga comenzó y Cenk pasó a ser el tercer portero. En los entrenamientos, incluso, Kellyan (titular del equipo juvenil) también comenzó a mostrarse a mejor nivel. Tipo dicharachero con sus compañeros, diferentes molestias argumentadas por el turco comenzaron a sembrar el malestar en el cuerpo técnico. Yevidentemente con el cambio de director deportivo varió el panorama. Con mucha antelación se les comunicó a él y a su agente que no entraba en los planes para la segunda parte de la Liga.

Intento con Çalik

Del rechazo inicial del futbolista se pasó a una actitud más comprensiva. También en cierto modo porque Husillos le había echado el ojo a un central de cierto nivel al que también representa Bulut, Çalik. De hecho, hasta el último instante el Málaga estuvo a un paso de cerrar el acuerdo por este zaguero de 23 años con el que se pretendía una cesión con una opción de compra de medio millón. Pese a que este operación no se pudo culminar, el Málaga sí dio el paso de dejar sin ficha a Cenk.

Desde entonces poco o nada se ha sabido del portero. Él ha insistido en que quiere seguir en el Málaga, aunque ya sabe que lo va a tener muy difícil para la próxima temporada. Junto a una cuestión puramente deportiva cabe destacar que cuenta con una ficha que ronda el millón. En cualquier caso, Cenk ha aprovechado que está sin ficha para marcharse a su país y ser operado de unas molestias en un hombro.

El guardameta, independientemente del nivel que pueda ofrecer, se está esforzando al máximo en su recuperación porque quiere contar para el entrenador la próxima temporada. Otra cuestión es que el Málaga pretende buscarle una salida y, tal como sucedió entre diciembre y enero del año pasado, es previsible que a corto plazo se emprenda una negociación con él y con su agente para tratar de encontrar una solución ventajosa para todas las partes.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos