Víctor: «El Málaga debe ponerse las pilas para no esperar hasta el último momento»

Víctor dialoga con David Dóniga (su ayudante) en presencia de Adrián y Dani Pacheco. :: LOF

Después del triunfo Víctor reclama celeridad y eficacia a la entidad, para que no se repitan los problemas habidos para competir en Santander

OPTASANTANDER.

El entrenador del Málaga, Víctor Sánchez del Amo, se mostró reivindicativo en la sala de prensa (más que en la previa del choque), respaldado también por la proeza del triunfo en unas circunstancias especialmente complicadas. Para el preparador madrileño no debería volver a repetirse lo sucedido. «Son momentos de disfrutar de la victoria, pero no nos podemos quedar aquí y hay que empezar a preparar ya el siguiente partido. Queda mercado, pero la competición ya está en juego. El club debe también ponerse las pilas para no esperar hasta el último momento. Confiamos en tener más opciones y más variantes, y no pasar tantas dificultades».

En su análisis del choque, Víctor admitió que hubo varias fases en el comportamiento de los suyos, como un bajón en el comienzo del segundo tiempo: «El equipo salió muy bien, dominando y con mucha presencia en el área rival. Luego, cambiamos a un 4-5-1 para ser más compactos y estuvimos mejor», explicó el técnico, rotundo a continuación al afirmar que «la contundencia en las dos áreas nos dio la victoria».

Víctor aseguró que los jugadores se fueron «muy contentos» tras sumar los tres primeros puntos del curso y subrayó: «No vamos a poner excusas por la situación de tremenda dificultad en la que estamos». En ese sentido, señaló: «El trabajo de los cuerpos técnicos consiste en resolver problemas. Estamos acostumbrados a buscar soluciones y no a poner quejas ni excusas».

Iván Ania: «Quizá no entendimos bien los últimos minutos del ecncuentro»

También se refirió a la presencia de debutantes como Ismael o Ramón o de otros con poca experiencia como Hugo, que estuvo solo en punta: «Tenemos futbolistas que entraron de inicio por primera vez y eso es un riesgo deportivo que nos llevó a gestionar el partido con mucha complejidad. Los jugadores supieron competir en estas circunstancias. Creer que se pueden superar las adversidades nos dio el premio de la victoria».

Elogios al rival

Sobre el Racing, en el que el malaguista jugó y brilló como goleador en la temporada 1998-99, apuntó: «ME deja unas sensaciones muy buenas. Se nota que hay una continuidad en el trabajo de su cuerpo técnico. Maneja bien diferentes alternativas y no solo espero sino que deseo -recordando su pasado racinguista- que tenga una muy buena temporada y que pronto pueda volver a Primera División».

Por su parte, el entrenador del Racing, Iván Ania, hizo hincapié en el nivel de juego ofrecido por los suyos: «Creo que tuvimos el partido controlado durante setenta minutos. Fuimos especialmente superiores en los veinte primeros de la segunda parte. Luego, perdimos el centro del campo y empezaron a generarnos peligro por dentro. Ésos fueron nuestros peores momentos. Acabamos encajando un gol que nos deja malas sensaciones, no por fútbol pero sí por el resultado».

«Ellos defendieron bastante bien y nosotros no fuimos capaces de defender ese centro lateral», expuso en referencia a la acción que supuso el único tanto. También hubo lugar para la autocrítica: «Tenemos un delantero que, si le metes balones arriba, puede bajarlo para segundas jugadas. Quizá no entendimos bien los últimos minutos y no supimos aprovechar que tenemos un jugador con esa envergadura (sobre Nuha Marong)».

Ania se refirió también a las bajas: «Teníamos condicionada la alineación. Pusimos a Yoda de punta y creo que hizo un buen partido aunque evidentemente no es su puesto. Cuando fue capaz de descolgarse, sí generó peligro y tuvimos muchísima presencia en el área».