Hay competencia, la plantilla echa humo

La plantilla, ayer en el entrenamiento./Salvador Salas
La plantilla, ayer en el entrenamiento. / Salvador Salas

Con Víctor, el Málaga ha cambiado totalmente. Hasta elementos que no habían hecho nada brillan ahora. Buenos presagios para mañana

Paco Cañete
PACO CAÑETE

En la última semana hemos vivido algunas sinrazones en el fútbol nuestro de cada día. A nivel internacional, con la selección por delante, hubo que cubrir una fecha en el calendario de la europea. España visitó al equipo de Islas Feroe. Un auténtico contrasentido incluir a estos combinados que no significan nada en un deporte llamado fútbol. Hoy, ni sé si debo valorar a nuestros jugadores porque lo hicieron bien o si se limitaron a sacarlo adecuadamente. Lo cierto es que hubo que cubrir muchos kilómetros para ver el escenario del partido, inferior a un polideportivo de cualquier pueblo español. Sin apenas grada… Vamos, que ni el de 'Matalaguarra de arriba' era inferior. Me parece un disparate incluir a estos equipos en competiciones con caché. Al aprovechar la visita obligada de La Roja, he sabido algo más de Islas Feroe, que forma parte del reino de Dinamarca y que la traducción de su nombre es 'isla de corderos' porque cuentan con 70.000 cabezas de este ganado, mientras que el número de habitantes es de 42.290. Y perdonen la forma de comparar. El invierno dura seis meses, y el otro punto notable es que hay escasez de mujeres: 2.000 menos que hombres. Esto no es fútbol.

Otro absurdo o sinrazón, pero error al fin y al cabo. Este, a nivel nacional: la promoción, o los 'play-off' como se han impuesto, y su relación con las fechas a disputar. Después de una Liga de 42 partidos, en cinco días se tienen que celebrar los dos encuentros de la primera eliminatoria. Málaga y 'Depor', que son los que se enfrentan, tienen que jugar mañana miércoles y después el sábado, cuando el último partido del campeonato tuvo lugar el sábado 8. Dicen que las prisas son para los malos toreros y mangantes. ¿A qué viene tanta urgencia? Si no estoy equivocado, la temporada oficial finaliza el 30 de junio. Pues nada. Hay que jugar las eliminatorias con celeridad. Mucha. Ni un mínimo respiro para los futbolistas, que no son máquinas. Hay que poner reparo a esta organización. Ni una Liga tan larga ni ese acelerón para finiquitar la promoción. Habrá que apelar a la conciencia.

¿Usted entiende, de cara al futuro del club, la sentencia favorable a BlueBay, que habla de un 51 % propiedad del jeque y un 49% para los denunciantes, respectivamente?. El tiempo aclarará. Pero si enmedio hay apelación… No sé lo que puede suceder. En fín…

Víctor Sánchez del Amo, en tiempo récord, ha cambiado el estilo y el fondo en el juego del equipo. El sábado, en una confrontación de guante blanco –como se decía hace años de los partidos amistosos–, superó con claridad al Elche. Lo mejor de todo fue que, para evitar sanciones, el míster introdujo ocho cambios en el once que había triunfado una semana antes. Resultó más que esperanzador que elementos no habituales en la alineación revelaran muy buenas posibilidades. Ejemplos: al ya conocido, valorado y alabado Ontiveros, en esta ocasión resultó gratísima la actuación de Boulahroud en el centro del campo. Al igual que la de Harper, de '9' con gran movilidad, como Hicham por la banda, arriba y abajo. Estos dos futbolistas prometían bastante al principio. Hicham incluso fue bajado al filial. El guardameta Kieszek sólo tuvo dos intervenciones. En la primera, en el minuto 11 en una falta lanzada desde el balcón del área, el portero polaco voló para despejar el balón que entraba por el ángulo izquierdo.

Buenos presagios para la primera eliminatoria, mañana en Riazor, ante el Deportivo. Me llamó la atención la explosiva celebración de la afición gallega tras vencer al Córdoba. Veremos. De lo que no cabe la menor duda es de que el Málaga es el enemigo a batir. Esperemos lo mejor en estas eliminatorias exprés. Porque la segunda y definitiva se tiene que resolver en pocos días de la próxima semana. Un dato a tener en cuenta: el Málaga ha llegado a estas fechas en buena forma de juego y con excelente preparación física. Termino con un acertijo: ¿blanco y en botella? Fácil, pero no tanto como lo tiene el entrenador para elegir once titulares, ya que algunos en las últimas jornadas han subido como la espuma. Suerte.