Competición desautoriza al árbitro y Blanco podrá jugar frente al Sporting

La expulsión de Blanco desencadenó el caos, como en esta tángana con la roja a N'Diaye. /Agencia LOF
La expulsión de Blanco desencadenó el caos, como en esta tángana con la roja a N'Diaye. / Agencia LOF

El órgano disciplinario retira la segunda amarilla que vio en El Sadar al delantero y aplica el baremo de un solo partido para N'Diaye

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga se puede dar con un canto en los dientes tras las resoluciones del Comité de Competición, que desautorizó al castellano-leonés De la Fuente Ramos. Al final el cuadro de La Rosaleda recupera a uno de los sancionados, Blanco, y además ve cómo a N'Diaye se le aplica el baremo más bajo, sólo un encuentro de castigo, frente a un máximo posible de tres.La debacle deportiva y disciplinaria en El Sadar (2-1), con dos expulsados y tres amarillas más a jugadores que alcanzaban su primer ciclo de amonestaciones, se suaviza algo.

Al final la nueva jueza de Competición, Carmen Pérez, acompañada por Pablo Mayor (propuesto por LaLiga) y Lucas Osorio (designado por la Federación y LaLiga) fueron relativamente benignos con el Málaga. Retiraron la segunda amarilla a Blanco atendiendo a las alegaciones del club de La Rosaleda. Estas apuntaban a lo incierto de la redacción del acta por parte del joven vallisoletano De la Fuente Ramos, que habló de «infringir persistentemente las reglas del juego», pero sin concretar que infracción se reiteraba, con lo que se alegó «indefensión». «La falta de especificación de las conductas protagonizadas por el jugador y las Reglas del Juego que se habrían infringido con ellas son causa de indefensión», confirma la resolución.

Arrepentimiento

Por contra, el Málaga también presentó alegaciones por las amarillas de Ricca y Adrián, pero en estos casos no prosperaron y se perderán el partido del domingo. En cambio, también surtió efecto el vídeo de arrepentimiento de N'Diaye, en el que declaraba:«Quiero pedir disculpas a todos, a la afición y a los niños que estaban en el estadio porque he hecho un mal gesto. Es una mala respuesta a un rival que nos ha provocado y ha hecho malas cosas a mi compañero».

El vídeo de arrepentimiento del senegalés enviado por el club influyó en el ánimo del Comité

Las palabras del senegalés y el hecho de no ser reincidente pudieron influir para que el Comité de Competición aplicara el baremo más bajo del artículo 116 del código disciplinario de la RFEF, que especifica que «insultar, ofender, amenazar o provocar a otro, siempre que no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes».

Hay que recordar que N'Diaye fue el epicentro de una tángana (que también propició la roja al local Xisco) y que según el acta, amenazó a un rival después de la consecución del 1-1 por parte de Osasuna y mientras los jugadores de ambos equipos se dirigían al centro del campo. Para De la Fuente Ramos, en su lenta y meditada redacción del acta la noche del partido, fue por «encararse con sendos adversarios y dirigirse a un rival en los siguientes términos: ' Te voy a matar'».

En el Málaga existía temor a perder a un futbolista tan importante por más de un encuentro, máxime cuando había sido dispensando por su selección nacional de acudir con ella en la siguiente 'ventana FIFA', lo que le permite no ser baja ante el Gimnástic de Tarragona en La Rosaleda (sábado 17, a las 16.00 horas).

Así las cosas, el daño es menos daño, pero el Málaga no dejará de estar 'en cuadro' en El Molinón.El complicado choque contra el Sporting de Gijón llega con cuatro sancionados (Ricca, Adrián, N'Diaye y Ontiveros ) y varios lesionados: Mula, Harper, Juan Carlos, Luis Hernández y las dudas de Cifu, Diego y Juanpi.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos