El compromiso del Málaga, la clave

El compromiso del Málaga, la clave
AGENCIA LOF

En La Coruña, la actitud y el esfuerzo de los futbolistas del Málaga fueron ejemplares

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

En el fútbol y en el deporte en general suele ser clave la actitud de los protagonistas para conseguir los objetivos. Esta cualidad, de forma inconsciente, muchas veces no se pone en práctica, lo que causa ciertos fracasos y derrotas. Pero esto no ocurre precisamente en el Málaga, que ha cambiado en este capítulo de forma diametral. Desde que está Juan Ramón Muñiz al frente del equipo este capítulo se supera con una nota alta partido tras partido. Este compromiso que exhiben los futbolistas en cada encuentro se ha convertido en una de las principales claves del éxito del cuadro de Martiricos, que está al frente de la clasificación de Segunda.

La solidaridad, la entrega y el trabajo son características habituales de los futbolistas blanquiazules esta campaña, como se pudo comprobar también en el encuentro de La Coruña. Estas cualidades realzan la calidad de los jugadores del Málaga y pasan a ser vitales en la competición de Segunda, donde los equipos parten con unas grandes condiciones físicas para afrontar los partidos. Cualquier rival de la categoría ofrece esa tarea de brega como gran argumento para buscar el triunfo en un campeonato que está más igualado precisamente por la importancia de este capítulo a la hora de decidirse los resultados.

Lo más curioso en el Málaga se centra en que esta implicación en los partidos afecta a todos los futbolistas por igual. Los hombres de ataque suelen ser menos activos en el plano defensivo, pero esto va cambiando, sobre todo en el Málaga. Se podrían analizar a todos los jugadores que participaron en el encuentro, pero llaman más la atención los casos de Juanpi, Ontiveros o Pacheco, todos ellos creativos y de corte claramente ofensivo. Pero nunca pueden olvidarse de la parcela defensiva, lo que completa el referido compromiso del equipo en busca del bien colectivo del grupo.

Juanpi, pese a que fue sustituido al descanso, hizo un gran derroche de trabajo el tiempo que estuvo en el campo, demostrando una gran implicación, como ya había anunciado Muñiz días atrás. El venezolano no hizo un buen partido porque acusó su larga inactividad, pero su integración al equipo va a más con el paso de los partidos. Algo similar le ocurrió a Pacheco, que fue el que lo sustituyó en el descanso. Sigue acumulando minutos tras la lesión, ofreciendo sus destellos de calidad cuando participa, pero sin olvidar nunca la labor defensiva que debe desarrollar.

Disciplina táctica

Pero la disciplina táctica y el compromiso queda todavía más claro en el caso de Ontiveros. El canterano realizó un derroche físico espectacular en Riazor también en el plano defensivo. Fue amonestado precisamente por su marcaje a un contrario. Aunque el trabajo del marbellí no es algo nuevo, sino que se está empleando de la misma forma desde que comenzó el campeonato, lo que le ha permitido ganarse una plaza fija en el equipo titular. Al final fue sustituido y Muñiz conversó con él, seguramente porque pretendía corregirle algunos detalles, pero su compromiso y entrega fueron excelentes también el encuentro ante el Deportivo.

Esto significa que el 'librillo' de Muñiz está funcionado sin fisuras dentro del vestuario. «El entrenador tiene a todos los jugadores enganchados, porque cuenta con todos», aseguraban desde la plantilla. La implicación es fundamental, determinante, para alcanzar las metas perseguidas, que en esta temporada se centra exclusivamente en conseguir el ascenso a Primera.

 

Fotos

Vídeos