El control del Málaga, en juego

El jeque Abdullah Al-Thani , a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Málaga, este martes. / Salvador Salas

Arranca el juicio del 'caso BlueBay', en el que la hotelera solicita la gestión y parte de la propiedad

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El 'caso BlueBay' comenzará a dilucidarse desde hoy mismo. Después de numerosos retrasos, el juicio por la demanda de la hotelera contra el jeque Abdullah Al-Thani arranca esta mañana, a partir de las 10.00 horas, con el control del Málaga y el reparto de las acciones en juego. Dos años y casi diez meses después de que se celebrara la vista previa, este proceso civil comienza ante la expectante atención de los aficionados del equipo blanquiazul, que estos días también están muy pendientes de las últimas derrotas del cuadro de Juan Ramón Muñiz.

Los letrados de Al-Thani (Juan Cárdenas y Rosa López) anunciaron el mismo día de la vista previa, en febrero de 2016, que habían presentado tres querellas contra los dos anteriores hombres de confianza del jeque (Abdullah Ghubn y Moayad Shatat) y también contra el propietario de BlueBay, Jamal Satli Iglesias. Esta decisión de la defensa del jeque demoró de esa manera hasta hoy el proceso civil, ya que estos abogados siguieron recurriendo el archivo de la causa penal, pues los jueces nunca encontraron indicios de delito (incluso la Audiencia Provincial), hasta que les fue posible.

La baza que jugaban los abogados del jeque se centraba en no reconocer el documento aportado, argumentando, como en las querellas, que se había falsificado, pero no fue admitido por los jueces, por lo que es previsible que la estrategia sea retocada. Por contra, BlueBay sólo tiene en mente una idea: que la propiedad y la gestión del Málaga pasen a NAS Spain 2000 (compañía de la que tenían los poderes y el 49 por ciento del capital, incluyendo ahí todas las acciones del jeque), lo que supondría que la hotelera volviera a controlar la entidad de Martiricos.

Imágenes de los protagonistas, en la sesión. / Salvador Salas

Cita clave para el club

Este juicio se presenta como una cita clave para un Málaga que ha atravesado por distintos problemas en los últimos meses. El equipo descendió a Segunda al final de la campaña anterior y sus posibilidades económicas se reducirán de una forma drástica en el caso de no conseguir el ascenso al final de esta temporada. En meses anteriores han aparecido protestas y quejas de los aficionados y, sobre todo, de los accionistas minoritarios, con el objetivo de que el jeque dejara la gestión de la entidad. Todos estos sucesos, en principio, serán utilizados por los demandantes, mientras que la defensa del propietario del club mantendrá su idea de la falsificación de los documentos o el incumplimiento de las condiciones del contrato rubricado por las dos partes.

La vista por la demanda contra el jeque Al-Thani se celebrará durante dos días y en ella tomarán parte numerosos testigos

El jeque Al-Thani, ante la trascendencia del proceso, viajó la semana pasada para estar presente en el juicio. Hasta ahora nunca intervino y no acudió a las citaciones anteriores. Pero la situación es ahora distinta y no quiere perder ninguna posibilidad que le permita conseguir una buen resolución. Todo está muy abierto y cualquier opción que se pueda plantear pasará por el criterio del responsable del juzgado de primera instancia número 12, Ramón Jiménez León, tras conocer las pruebas aportadas por cada uno y escuchar las declaraciones de las dos partes. Comienza la cuenta atrás sobre quién controlará el Málaga en el futuro, si bien el proceso amenaza con alargarse durante años (no se sabe cuántos). Aunque no se descarta tampoco la adopción de medidas cautelares.

Más

 

Fotos

Vídeos