CUATRO SEMANAS CLAVE

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Ya de vuelta de las vacaciones uno tiene la extraña sensación de haberse encontrado al Málaga casi tal y como lo dejó. En el regreso de Muñiz muchos aficionados han querido ver una suerte de 'déjà vu'. Con él se logró el último ascenso a Primera, pero en un contexto me temo que muy distinto. Entonces, en el verano de 2007, el asturiano asumía también el rol de director deportivo y los fichajes ya estaban reclutados al inicio de la pretemporada, nada que ver con lo de ahora, con una herencia nefasta y otra estructura de club.

Entiendo que es fácil pensar que Caminero y su equipo no dan la talla en su tarea de soltar lastre y acelerar con los fichajes, pero hay que comprender que los descartes no lo ponen fácil y lo frenan todo. Lo que no tiene defensa es que el club dilapidara su ventaja estratégica al ser de Segunda el 19 de abril, que desperdiciara dos asaltos para traer a Muñiz o que ahora no tomase medidas drásticas para ponerse al día durante las próximas cuatro semanas. Si la planificación no vuela, el proyecto va a comenzar con rémoras en la Liga. No se puede cerrar media plantilla días antes de empezar a competir, lo que quita valor al periodo de preparación y aplaza la formación del bloque. Por más que la Liga en Segunda sea muy larga, casi todos los precedentes más exitosos parten de un arranque fulgurante, y esto no va a ser fácil tal y como van las cosas.

Acabo con el expediente del partido a puerta cerrada ayer en Coín. Más allá de que hay que respetar el criterio del entrenador, que sus razones tendrá, les aporto dos argumentos: por un lado, les emplazo a ver si dan en las próximas semanas con algún choque entre clubes de Primera o Segunda imitando este formato y, por otro, lamento la ocasión desaprovechada para mostrarse en la provincia. Ya sé que no corren tiempos de popularidad, que muchos seguidores no tienen ganas de ver de corto a algunos culpables del último fracaso, pero jugar en Coín un sábado de verano y que nadie haya podido presenciarlo en la grada suena muy, pero que muy mal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos