El Deportivo confía en que su jugador más importante, Quique, llegue a punto

Quique en su etapa en el Almería./C. Barba
Quique en su etapa en el Almería. / C. Barba

El delantero, autor de casi la mitad de los goles en el último tercio de Liga, fue reservado ante el Córdoba tras lesionarse

S. C.

La actualidad del Deportivo cara a la eliminatoria contra el Málaga gira en torno a un nombre: Quique. El delantero ya fue reservado el sábado, en el partido en Riazor frente al Córdoba, y el entrenador deportivista, José Luis Martí, confía en que llegue a punto a la cita de mañana en Riazor (21.00 horas, emitido por Movistar Partidazo).

El Deportivo tiene una alineación que casi se recita de memoria desde la llegada de Martí. El portero, la defensa y el centro del campo no varían y únicamente la baja por lesión de Quique obligó al técnico a variar el sistema y pasar de un 4-4-2 a un 4-2-3-1, con lo que introdujo a otro medio punta.

La presencia de Quique es fundamental para el Deportivo porque, después de no acabar de romper en Osasuna, el delantero vallisoletano sí ha alcanzado en tierras gallegas el rol importante que tuvo en su etapa en el Almería. Desde el principio fue un futbolista básico en los planes de Natxo González y después ha seguido en esa línea con Martí.

El balance de Quique esta temporada es de 16 goles en los 36 partidos de Liga disputados. Es más, sólo en el último tercio del campeonato, en una etapa en la que al conjunto gallego le ha costado mucho más ver puerta, ha marcado casi la mitad de los tantos del Deportivo, seis de los 14.

Si Quique llega a punto al encuentro de mañana, formará pareja de ataque junto a Carlos Fernández. De este modo, Martí tendría que prescindir de uno de los medios punta. Quedarían dos plazas a repartir entre Pedro, Fede Cartabia y Borja Valle. El resto del once parece fijo, con Diego Giménez, en la portería; Bóveda, Duarte, Pablo Marí y Saúl, en defensa, y Bergantiños y Edu Expósito, en la medular.

Temas

Fútbol