«Es una derrota muy dura, pero todos los objetivos siguen abiertos»

Muñiz, durante el encuentro. /Salvador Salas
Muñiz, durante el encuentro. / Salvador Salas

Muñiz defiende el trabajo de sus jugadores y asegura que el principal error fue dejar «vivo» a Osasuna en la primera mitad del partido

FERNANDO MORGADO

La de ayer ante Osasuna fue una derrota «muy dura» según el técnico del Málaga, Juan Ramón Muñiz. Por dos motivos, principalmente: porque se produjo frente a un rival directo y por la manera en que se desarrolló el encuentro, con la remontada del equipo pamplonés tras una gran primera parte de los blanquiazules. Ese fue el primer análisis que ofreció Muñiz en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda, donde compareció con rostro serio tras el encuentro. Aun así, y como viene siendo habitual en el discurso del asturiano, pronto se centró en los aspectos positivos del traspiés. «No es solo la mejor primera parte que ha hecho el Málaga esta temporada, sino también la mejor que ha hecho cualquier equipo de Segunda División», aseguró con confianza el entrenador malaguista.

Sobre los detalles que precipitaron el desastre, Muñiz fue claro: la falta de definición en los metros finales en el primer tramo del encuentro permitió que Osasuna encarase la segunda parte con opciones. «El problema fue que los dejamos con vida en la primera parte», explicó el técnico ante los medios. «El empate fue un mazazo, pero el partido seguía controlado, aunque no tanto como en la primera parte. En el segundo tiro a puerta que tuvieron marcaron el 1-2 y ya el partido se abrió y pudo pasar cualquier cosa. Tuvimos que arriesgar y ahí aparecieron sus jugadores entre líneas. Al final íbamos con más corazón que cabeza. Pero hay que levantarse rápido y tenemos que estar preparados para el siguiente encuentro. Lo que define a un buen deportista es eso, que cuando cae se recupera lo más rápidamente posible. Todos los objetivos siguen abiertos», apuntó Muñiz, que quiso hacer especial hincapié en este último punto.

«Perder como hemos perdido es más demérito nuestro que acierto de Osasuna» adrián, jugador del málaga

«Es la derrota más dura del año; el equipo demostró una actitud increíble en la primera parte, lo dio todo» munir, portero del málaga

«Es una derrota dura, pero no se acaba nada aquí. Todos los objetivos que nos planteamos en junio siguen estando a nuestro alcance. Lógicamente ahora es más difícil, pero vamos a pelear por nuestras opciones hasta el final. El equipo ha conseguido llegar hasta aquí con posibilidades de lograr las metas que se marcó al principio de temporada. No hay que desesperar, hay muchos enfrentamientos directos y cruces y todo puede pasar», añadió Muñiz en su comparecencia.

Preparados para competir

Como suele ser habitual, el técnico asturiano defendió con argumentos la actuación de sus jugadores sobre el terreno de juego. «Viendo la primera parte de hoy creo que nadie puede dudar de que el equipo está metido en la competición y sabe de las dificultades que surgen. Los rivales también saben aprovechar su momento y tenemos que seguir trabajando, no nos podemos venir abajo ahora, y menos después de la primera parte que hemos hecho», comentó. Al ser preguntado por el motivo de la tardanza en hacer cambios en la alineación, Muñiz quiso zanjar el tema rápidamente: «Porque veía al equipo bien». «El equipo está preparado, todos están en un buen estado de forma, todos tienen minutos disputados y todos trabajan, así que están preparados para competir en estos últimos partidos y hacerlo bien», añadió. Sobre los cánticos en su contra de parte de la afición, Muñiz aseguró que no había escuchado nada. También habló sobre Ontiveros, del que dijo: «Tiene unas condiciones espectaculares, pero necesita más regularidad».

Por último, Muñiz quiso enviar un mensaje positivo a la afición que, según él, «pudo irse decepcionada con el resultado, pero no con el trabajo del equipo». «Estamos vivos y en una buena posición», finalizó.

Por su parte, el entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, se marchó contento con la remontada. «Cuando estás solo a un gol en el descanso sigues dentro del partido. En la segunda parte hemos estado más cómodos», explicó.