Desembarco blanquiazul en Granada

La representación blanquiazul en las gradas del Nuevo Los Cármenes será muy importante el sábado. /SUR
La representación blanquiazul en las gradas del Nuevo Los Cármenes será muy importante el sábado. / SUR

En Los Cármenes esperan a unos 3.000 malaguistas el sábado en un derbi andaluz crucial

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La afición del Málaga sigue marcando el camino. Es un pilar básico del equipo en los partidos de La Rosaleda, mientras que también suele dar sus habituales lecciones de apoyo en los desplazamientos, sobre todo y de forma masiva en los más cercanos. Y ya prepara el desembarco en Los Cármenes para el choque contra el Granada del sábado, a partir de las 18.00 horas. La compra de entradas está siendo numerosa en distintas zonas del estadio, lo que permite pensar que los colores blanquiazules lucirán especialmente en el campo rojiblanco.

Datos destacados

626
Es el número de entradas enviadas por el Granada para ocupar la zona visitante de Los Cármenes. Las localidades fueron distribuidas por el Málaga entre sus seguidores
Reparto de entradas
De las localidades disponibles, 300 fueron para la Federación de Peñas, 110 para las peñas no federadas y 216 salieron a la venta para abonados.
Compra masiva en otras zonas
Los malaguistas han adquirido entradas en varias gradas diferentes a la visitante de Los Cármenes, tanto a través de Internet como en las taquillas. Es previsible que el sábado haya una reagrupación de los blanquiazules
'Fan zone' o 'quedada'
Los aficionados malaguistas se están citando ya para antes del partido en una zona cercana a Los Cármenes, pero el Granada también estudia buscar un espacio específico para ellos, pero todo está pendiente del tiempo.Ahora se prevé lluvia y frío

Los dos clubes están en contacto para la organización y acomodo de los aficionados, lo que les permite conocer la magnitud de este viaje de malaguistas. De hecho, según sus estimaciones, unos 3.000 seguidores blanquiazules estarán en distintas zonas del estadio granadino el sábado por la tarde. Será, una vez más, como ocurrió en Almería y en Córdoba, una espectacular muestra de colaboración con el equipo de Muñiz, que busca un resultado positivo en Los Cármenes para mantener intactas sus aspiraciones de ascenso directo a Primera.

Los seguidores del equipo de Martiricos agotaron las entradas de la zona visitante y después siguieron comprando en otras gradas del campo

Los aficionados son conscientes de la importancia del encuentro. De esta manera, a la cercanía del viaje, se une los deseos de que el Málaga continúe muy cerca del ascenso, que ahora es el único objetivo. Para ello, el equipo necesitará estar lo más arropado posible, aunque el partido sea a domicilio y el rival se juegue lo mismo, muchas opciones cara al ascenso. Las 626 entradas de la zona visitante del campo granadino quedaron agotadas de una forma inmediata en las fases previstas por el Málaga. Pero los seguidores malaguistas fueron precavidos y ya desde el fin de semana anterior se han desplazado hasta Granada para comprar las localidades en las taquillas, además de a través de Internet.

Compra masiva

El público malaguista se ha ido quedando con los asientos libres en las inmediaciones de la zona visitante, en el Fondo Norte de Los Cármenes, pero desde Granada también aseguran que en la parte baja de Tribuna se siguen comprando localidades por los blanquiazules, igual que, a menor ritmo, en otros lugares del campo. Y todo ello con la amenaza de lluvia y frío que apuntan las predicciones meteorológicas para el sábado en la ciudad de la Alhambra.

De hecho, el Granada, según ha sabido este periódico, se está planteando la posibilidad de reagrupar a última hora a los aficionados malaguistas en las zonas más próximas a la grada visitante, siempre que cuente con la colaboración de sus propios socios. Es previsible que haya varios grupos en el campo, pero intentarán evitar una excesiva dispersión de los blanquiazules, si bien el temor por la seguridad es muy escaso debido a que las dos aficiones están hermanadas y es poco probable que se produzcan incidentes destacados, según aseguran.