Diego González: «Trabajando mucho no siempre se logran los objetivos; hay que seguir»

Diego González, en el hotel de concentración de Estepona. /SUR
Diego González, en el hotel de concentración de Estepona. / SUR

El chiclanero mantiene su mente puesta en el ascenso: «Hay equipos que dan ejemplo de que se puede soñar también en el segundo año»

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El central Diego González regresa al trabajo animado y dispuesto a mantener la idea de ascender lo antes posible. El chiclanero, de 24 años, estaba convencido de que el Málaga conseguiría el objetivo la pasada temporada, pero no descarta que llegue en la segunda en la categoría 'de plata'. Se muestra animado y muy esperanzado, a la espera de que se cierre la planificación. Luchará por una plaza en el once y afirma que se siente muy a gusto en el cuadro blanquiazul.

La planificación apenas se ha puesto en marcha, por lo que la plantilla está muy abierta y es previsible que haya muchos cambios...

Me imagino que, como todos los años, se incorporará gente nueva y saldrán otros. De aquí hasta el 31 de agosto veremos cómo se acaba de montar el equipo.

¿Acabó contento con su temporada anterior, en la que tuvo una importante participación, pero no llegó a conseguir una plaza fija de titular?

Para mí fue una temporada en la que aprendí bastante. Sí es verdad que me hubiera gustado jugar algunos partidos más, pero también entendía que el equipo estaba funcionado, estaba rindiendo bien. Y es difícil entrar cuando todo funciona bien. Desde esa perspectiva soy consciente de las circunstancias, pero mi intención era tener más participación. Yo intento hacerlo lo mejor que puedo...

Para la próxima temporada buscará ya ese paso para conseguir la titularidad, ¿no?

Seguiré siendo el mismo, intentando progresar, buscando mejorar. Pondré la carne en el asador, pero es el míster el que decide. Intentaré ponérselo lo más difícil posible.

La competencia será importante, porque ahora hay muchos jugadores, incluyendo a los canteranos, pero faltan todavía algunos más por venir...

Salidas habrá y también llegará gente nueva para reforzar, eso pasa siempre en el fútbol y es lógico y coherente.

¿Tiene ya asimilada y olvidada la decepción de no haber conseguido el ascenso?

–La verdad es que sí. Después del último partido estuvimos un tiempo tocados, tanto los jugadores como la propia ciudad, pero al final somos realistas y sabemos que vamos a estar otro año en Segunda. Vamos a intentar hacerlo lo mejor posible, como el año pasado. De nuestra parte vamos a darlo todo.

Pese a la desilusión final, el ascenso estuvo muy cerca...

Terminamos muy bien la temporada, con una dinámica muy buena, y los jugadores y la gente lo creíamos, sabiendo la dificultad que había. Yo veía al vestuario convencido de que íbamos a ascender, y al no cumplirse te vas dolido.

¿Piensa que el segundo año es más difícil o es partidario de mirar a otros rivales que sí lo lograron después de fallar en el primero?

La verdad es que el trabajo y el esfuerzo podría habernos dado el premio. En el segundo año, por el tema económico, igual no te puedes reforzar con gente tan 'top' como el primero, digamos, pero al final se demuestra que todos somos importantes, todos aportamos, y hay equipos que dan ejemplo de que se puede soñar también en el segundo año. Nosotros estamos dispuestos a trabajar...

La concentración acaba de comenzar, aunque las instalaciones de Footbal Impact ya las conocían todos.

Todo está perfecto para que trabajemos muy a gusto, tanto en Málaga como aquí.

Se observa en el trabajo que desde el primer instante están utilizando mucho el balón. ¿Le ha sorprendido?

Creo que el equipo lo agradece, porque al final se juega con balón. Cuanto más practiquemos, mejor.

Pero con el balón también se corre mucho, quizás más de lo que parece, ¿no?

Claro. Una cosa no quita la otra. Muchas veces se hace mayor despliegue y se gasta más energía que en una carrera lineal. Las labores con balón son muy dinámicas y te puedes cansar más. Y se nota (ríe...).

En el mercado invernal dispuso de una gran oferta para salir y fue rechazada. ¿Ahora se ve entre los candidatos a marcharse en el caso de que aparezca otra propuesta?

De momento estoy en el Málaga, y me encuentro a gusto. Me siento contento por estar aquí. Cuando te hacen alguna oferta lo primero es escucharla, porque no pasa nada por hacerlo. Cuando ocurre esto la decisión es del Málaga y del jugador, y en invierno decidí no irme porque cuando empiezo con un proyecto me gusta terminarlo. Estaba ilusionado. Estoy trabajando, y en eso es en lo que me centro, en mi presente. Y en ese es el objetivo.

La afición, pese a que la planificación se ha detenido ahora, sigue respondiendo en la campaña de abonados...

Se siente y es de agradecer. Cuanto más unidos estemos todos, el camino se hace más fácil. También es bonito sentir ese apoyo. Sabemos que la ilusión era ascender, pero trabajando mucho no siempre se consiguen los objetivos. Tenemos que seguir.

¿Ha tenido unas vacaciones muy activas o no le gusta viajar demasiado?

Me considero una persona normal. Me gusta disfrutar del tiempo que tengo cerca de mi casa, de Chiclana, con mis amigos y mi gente. Y disfrutar de los pequeños placeres, como la playa, salir a comer fuera, hacer algo de deporte...

¿Tiene alguna afición que practique, además de fútbol?

Aunque no lo practico mucho, me gusta el full contact. Voy algunas veces con mi hermano a alguna clase, sin dar muchas patadas para evitar problemas. También me encanta jugar al fútbol en la playa... Y me gusta también el cine, pero no he tenido tiempo este verano para ir mucho. Iré prontito a ver 'El Rey León'.

Temas

Fútbol