El dilema de la portería en el Málaga en la recta final

Munir y Kieszek también muestran un alto nivel en el día a día en los entrenamientos. /Salvador Salas
Munir y Kieszek también muestran un alto nivel en el día a día en los entrenamientos. / Salvador Salas

Con las opciones de ascenso directo del Málaga muy reducidas surge el debate sobre si es conveniente que compita Kieszek con vistas a los 'play-off'

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El escenario casi ha cambiado para el Málaga. Aún quedan seis jornadas y el equipo tiene asegurados tres puntos más del partido cancelado por la exclusión del Reus, pero la desventaja respecto a la segunda plaza –debe sumar diez puntos más que el Granada– ha convertido el objetivo de ocupar plaza de ascenso directo en casi una quimera. Y por eso ahora surge el dilema de la portería en la recta final. ¿Es mejor mantener a Munir, que ha sido indiscutible pero que no estaría en los 'play-off', o apostar ya por Kieszek para que llegue en forma a la fase de promoción?

El anterior entrenador del Málaga, Juan Ramón Muñiz, ya dejó entrever semanas antes de su relevo que el debate sobre Munir y Kieszek todavía no tocaba. El asturiano había compartido sus impresiones sobre esta cuestión con el director deportivo y se decantaba por no mover ficha con la esperanza de que no fuera necesario disputar los 'play-off' para retornar a la élite. Prefería esperar y, en función de la situación, conversar con el internacional marroquí para que este le confirmara su intención de acudir a la Copa África. Este certamen comenzará definitivamente el 21 de junio en Egipto –se retrasó una semana debido a la celebración del Ramadán–, aunque las respectivas selecciones se concentrarán en torno a dos semanas antes. Cabe recordar que la Liga en Segunda concluirá el 9 de ese mes y que la ida de la primera eliminatoria se disputará el miércoles 12 o jueves 13.

A seis jornadas para el final y cinco partidos por disputar el Málaga lo tiene todo por hacer. Al menos, en lo que respecta a los 'play-off', para los que está clasificado de momento (por su sexta posición), aunque cuenta con una ventaja exigua, de un punto sobre el Deportivo y dos respecto al Oviedo. Por esa razón la lógica apuntaría a la continuidad de Munir, indiscutible toda la temporada y que sólo perdió esta condición cuando tuvo que acudir a compromisos de su selección. Cualquier probatura en estos momentos podría resultar arriesgada. De un lado, porque el marroquí fue el titular para Muñiz y lo es también para Víctor Sánchez del Amo, y por otro, porque la recta final va a ser decisiva, todavía hay mucho en juego y para muchos aficionados tendría poco sentido optar por el relevo bajo los palos.

Munir es indiscutible y la pelea por la fase de promoción exige contar con él, pero se marchará en junio para disputar la Copa África

Eso sí, Kieszek ha demostrado en sus contadas apariciones un nivel excelente, sin olvidar que hasta el momento ha sido un jugador talismán porque todas sus actuaciones se saldaron con victoria del Málaga. A priori sería muy arriesgado que el guardameta polaco tuviera que afrontar unos 'play-off' casi sin competir durante seis meses (salvo la excepción del encuentro en el campo del Gimnàstic). En este punto conviene recordar que en caso de ascenso el guardameta continuaría la temporada que viene; de lo contrario, regresaría al Córdoba, aunque habrá que ver la situación económica de este club si finalmente desciende a Segunda B (está casi desahuciado, a 13 puntos de la permanencia con 18 por disputar).

Desde luego, el Málaga arriesgó en verano al fichar a Munir porque, pese a que esta decisión contaba con el consenso de la dirección deportiva y el anterior cuerpo técnico, ya se sabía de antemano que estaba clara su ausencia en unos hipotéticos 'play-off' e incluso por aquellas fechas, antes de que la Copa África se retrasara una semana, en las dos últimas jornadas del campeonato. Y en enero, como en julio, tampoco había fe ciega en el tercer portero, Andrés, por lo que se dio conformidad a sus deseos de marcharse al Leganés y se apostó desde la dirección deportiva por el argentino Werner, procedente del Huesca y con el que José Luis Pérez Caminero coincidió la pasada temporada en el Atlético de Madrid.

La decisión está en manos de Víctor, aunque presumiblemente cualquier cambio en la portería se verá demorado hasta que el Málaga se quede sin opciones de ascenso directo, una situación que incluso podría demorarse hasta la antepenúltima o última jornada.