Un Málaga superior e infalible en La Rosaleda (2-0)

Los jugadores del Málaga celebran el primer gol. / Ñito Salas

Domina al Nástic gracias a los goles de Koné y Adrián y se mantiene en la zona alta de la tabla cuando se llega al primer tercio de la Liga

ANTONIO GÓNGORA

El Málaga no perdona en La Rosaleda. Nunca lo ha hecho esta temporada. El estadio de Martiricos sigue siendo inexpugnable para sus rivales, que sucumben uno tras otro. En esta ocasión le costó más cerrar el encuentro ante un Nástic que ni siquiera disparó a la meta de Kieszek, pero al final lo consiguió ya en el descuento. Koné y Adrián, uno en la primera y otro en la segunda parte, fueron los autores de los dos goles que permiten al cuadro malagueño mantener su espectacular racha en su estadio. Los tres puntos sumados le garantizan su continuidad en la zona alta de la tabla a la espera de que finalice la jornada (ahora es primero) cuando se llega al primer tercio del campeonato.

El control del partido, el dominio y las oportunidades fueron para un Málaga superior que pudo sentenciar el choque en diversas fases del mismo, pero la falta de pegada en algunos casos lo impidió. Al final del choque jugó el cuadro de Martiricos con un futbolista más, pero tuvo que esperar hasta el minuto 93 para lograr el segundo tanto, el definitivo. El triunfo también le permite recuperar las sensaciones después de las dos salidas accidentadas a El Sadar y El Molinón.

Muñiz recuperó a casi todos los ausentes en Gijón y perdió al internacional Munir y, en última instancia, al lesionado Juanpi. La gran novedad de su alineación, sin embargo, estuvo centrada en la presencia como central derecho de Diego González, una opción que era probable. El resto del equipo fue el previsto, con Renato ya en el once y con la presencia de Ontiveros en el lugar de Pacheco. Y el Málaga no arrancó con la seguridad de otras veces ante un rival que sólo aspiraba en los minutos iniciales a defenderse en La Rosaleda.

Contagiado por la escasa iniciativa rival, el molesto aire y el mal estado del campo, el equipo blanquiazul no encontraba la brillantez ni la profundidad necesarias ante un Nástic ultradefensivo y sin inquietar lo más mínimo en ataque. Ontiveros y Renato fueron los únicos que buscaron la meta contraria en sendos disparos sin consecuencias. El atasco del centro del campo impedía la elaboración de jugadas vistosas y peligrosas a los locales.

Más

Pero el entramado planteado por Enrique Martín para frenar al Málaga se vino abajo en un contragolpe en el que Renato llegó casi hasta la línea de fondo y centró al segundo palo para que Koné rematara de cabeza con gran precisión al fondo de las mallas. El gol era el justo premio para el once blanquiazul, pese a que no dispusiera de grandes oportunidades hasta ese momento. A partir de ahí llegaron más opciones para los locales, algunas de ellas muy claras. Diego González puso a prueba al meta rival en un disparo ajustado y Ricca, en dos oportunidades, estuvo a punto de aumentar el marcador.

Con el debut de Haksabanovic en el lugar del lesionado Koné, el Málaga quiso sentenciar el encuentro tras el descanso. El dominio se acentuaba, pero las oportunidades llegaban a cuentagotas. El Nástic, mientras tanto, buscó más poder ofensivo con el exmalaguista (pertenecía al filial) Abeledo, pero el cuadro de Muñiz continuaba volcado sobre la portería de Becerra. Al final también jugó el otro exjugador de la cantera blanquiazul, el lateral Javi Jiménez.

Un activo Ontiveros, que aportó siempre desequilibrio a la meta contraria pese a que en algunas acciones condujo excesivamente el balón, provocó la expulsión de Tete, lo que dejaba al Málaga más de un cuarto de hora con superioridad para resolver definitivamente el encuentro. Pero los locales nunca estuvieron cómodos ante un rival muy trabajador, aunque sin asumir ningún riesgo.

De hecho, el Málaga acabó el partido pendiente de algunas aproximaciones visitantes, si bien no llegaron a disponer de ocasiones. Al final todo quedó como estaba y el Málaga recupera la senda de los triunfos tras la derrota de Pamplona y el empate de Gijón. Ahora tendrá que viajar a Almendralejo.

2 Málaga

Kieszek; Iván Rodríguez, Diego González, Pau Torres, Ricca; Ontiveros (Lacen, m.90), N'Diaye, Adrián, Renato Santos (Hicham, m.80); Gustavo Blanco y Koné (Haksabanovic, m.46).

0 Gimnástic de Tarragona

Becerra; Tete, Djetei, Albentosa, Mejías, Brugui (Javi Jiménez, m.71); Rocha, Dumitru Cardoso (Luis Suárez, m.77), Viti; Manu del Moral (Abeledo, m.59) y Manu Barreiro.

goles.
1-0, minuto 25: Koné. 2-0, minuto 91: Adrián.
árbitro.
Álvaro Moreno Aragón (Comité Madrileño). Expulsó por dos amarilla al visitante Tete (minutos 53 y 74). También amonestó a los locales Gustavo Blanco (m.14), N'Diaye (m.34) y Ontiveros (m.89) y a al visitante Dumitru Cardoso (m.72).
incidencias.
Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga 1/2/3 diputado en el estadio de La Rosaleda ante 17.256 espectadores. En los prolegómenos del encuentro el Málaga homenajeó a los karatekas malagueños Damián Quintero y María Torres, plata y bronce, respectivamente en el Mundial de Madrid.

 

Fotos

Vídeos